Iluminaciones Ximénez, la luz de Córdoba al mundo


La empresa de Puente Genil ha pasado de ser un pequeño comercio de electrodomésticos a convertirse en una de las 5 corporaciones de iluminación decorativa más potentes del mundo

La fábrica por la que ayer se paseaba el líder del Partido Popular andaluz, Juanma Moreno, no es una fábrica cualquiera. Era el centro de operaciones en Puente Genil de Iluminaciones Ximénez (Ilmex), una de las cinco corporaciones más importantes del mundo en el sector de la iluminación decorativa y ornamental, de ahí que, muy sabiamente, el líder del PP andaluz se pasara a visitar las instalaciones de esta empresa, que ha pasado de ser un pequeño comercio de electrodomésticos, a un gigante que da trabajo a más de medio millar de personas.

ilmex
Instalaciones de Ilmex en Puente Genil / Foto: Rafa Alcaide

Córdoba, Sevilla, Málaga, Granada, Madrid, Barcelona, Oslo, Bruselas, Medellín, Tokio, Dubai, Hong Kong o Nueva York son algunas de las urbes a las que Ilmex ha dado luz en los últimos años, en los que han puesto en marcha un plan de internacionalización que, a la vista está, ha resultado un éxito.
El director de Exportaciones de Ilmex, Fernando Cabrera, explica que ha sido la tercera generación la que se planteó el objetivo de ser una empresa líder en el mundo, después de que la segunda ya hiciera de la empresa la más exitosa del sector en España. Hoy, Ilmex ha llegado a cuatro de los cinco continentes. “Nos falta Australia, ése es mi sueño”, apunta Cabrera.
Lo cierto es que Ilmex no sólo ha obtenido reconocimiento por sus diseños, sino también por su servicio integral, que les permite instalar a ellos mismos sus elaboradas estructuras lumínicas, fabricadas a partir de tecnología LED. De hecho, suyo es el segundo arbol navideño más grande del mundo. Está en Granada, y sólo lo supera uno instalado en Brasil.
ilmex
Instalaciones de Ilmex en Puente Genil / Foto: Rafa Alcaide

Parte de la “culpa” de este éxtio, la achaca a su joven equipo de diseñadores y creativos, que “está siempre buscando las últimas tendencias, y son los que están consiguiendo que estos diseños sorprendan tanto a un norteamericano, como a un hongkonés, o a un dubaití”. No obstante, Cabrera no puede olvidar que fue la segunda generación, los hijos del cabeza de familia, Francisco Jiménez, los que han levantado la empresa trabajando “día a día” con su padre.
Juntos convirtieron un pequeño comercio de electrodomésticos en una corporación que emplea a 500 personas en campaña y que tiene sedes repartidas por todo el mundo. “Francisco estuvo hasta el último día en la empresa, y en aquella época lo llamarían loco, si hubiera dicho que su empresa iba a ser el gigante de la iluminación que es hoy”, ironiza Cabrera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here