IU arroja dudas sobre el proyecto judicial de Lucena


El concejal Miguel Villa explica que un intermediario ha contactado con la Junta para la construcción de la Ciudad de la Justicia

Izquierda Unida no está conforme con el proceso que se está siguiendo para la construcción de la Ciudad de la Justicia de Lucena. El portavoz municipal de esta formación en dicho Ayuntamiento, Miguel Villa, y la parlamentaria Elena Cortés ha señalado que los pasos que se están dando son en su opinión “ilegales e inmorales”.

Elena Cortés y Miguel Villa. (Lucena)
Elena Cortés y Miguel Villa. /Foto: LVC

Villa ha explicado que un inversor ha mantenido reuniones con el alcalde “al margen de la Corporación” para exponerle un proyecto de nuevas instalaciones judiciales en la localidad. Después lo hace con el director general de Justicia y acuerdan “que se hagan unas obras pactadas con la Junta y ahora quieren que el Ayuntamiento asuma toda la responsabilidad del proceso”. Para ello, en un Pleno celebrado a finales de septiembre la Corporación aprobó la necesidad y utilidad de la obra “cuando en realidad la obra corresponde a otra administración”, que es la autonómica.
Para el concejal de IU todo este proceso es “el timo del tocomocho”, ya que el alcalde “haciendo de mayordomo de sus compañeros asume esta bandera”. Además, en todo este caso está la figura del intermediario “que está decidiendo hasta el diseño de las escaleras” y que cuando el expediente se licite “tendrá ventaja frente a todos los demás empresarios que vengan detrás”.
Por su parte, Elena Cortés, ha comentado que todo el proceso “es más propio de un guión de Rafael Azcona que de un Ayuntamiento”. En concreto, solicita que “la justicia sea justa y que Lucena pueda contar con una infraestructura de nueva planta respondiendo al método tradicional y no regalando el dinero y con sobrecostes”, como, en su opinión, sucede con las fórmulas de colaboración público privada. Además, esta parlamentaria de IU ha anunciado que el próximo mes solicitará la comparecencia en la Cámara andaluza del consejero de Justicia, Emilio de Llera.