Dos crímenes sacuden a Córdoba en una semana


En la tarde de este domingo una triste noticia volvía a sacudir a la provincia de Córdoba. Y es que justo una semana después de que apareciesen en Priego los cadáveres de dos personas, un hombre de 80 años de edad era hallado sin vida en su domicilio de la localidad de Baena. El cadáver se descubría entre las 12:00 y las 12:30 horas. Y, según confirmaban fuentes de la investigación a este medio, el anciano presentaba signos de violencia.
Durante casi seis horas se estaba investigando el suceso en el lugar donde se hallaba la víctima, hasta que a las 18:00 horas se producía el levantamiento del cadáver y su consiguiente traslado al Instituto de Medicina Legal de Córdoba, donde se procederá a realizar la autopsia al anciano. La Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer este suceso. Mientras se halla a la espera del resultado del informe forense.
Posibles motivos sentimentales en el crimen de Priego

Los dos fallecidos hallados en Priego de Córdoba.

A pesar de que la investigación continúa bajo secreto de sumario, poco a poco se han ido conociendo más detalles en relación al macabro suceso acaecido en la cordobesa localidad de Priego. El domingo 15 de abril eran hallados dos cadáveres con visibles signos de violencia en el interior de un vehículo, en un garaje de la calle Gabriel Celaya, en el barrio de la Inmaculada. La identidad de los dos jóvenes, que se filtraba a las pocas horas del suceso, era confirmada tras haber realizado la autopsia a los cuerpos.
TVE desvelaba más datos, citando fuentes de la Delegación del Gobierno de Andalucía. El crimen pasional era y es la principal hipótesis sobre la que se trabajaba, aunque no se descartaban otras. Si bien es verdad que parece confirmado el hecho de que el garaje se encontraba cerrado por dentro y que por las pruebas y las pesquisas realizadas hasta el momento, se descartaba la intervención de terceras personas en tan trágico suceso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here