El Imgema oferta 128 plazas para los tres huertos urbanos de la capital


La fórmula es la del taller hortícola y la duración del mismo es la del año agrícola

huertos urbanismo
Acceso al parque de La Asomadilla. /Foto: LVC
huertos
Acceso al parque de La Asomadilla. /Foto: LVC

El Instituto Municipal de Gestión Medioambiental (Imgema) ha abierto el plazo de solicitudes para optar a alguna de las 128 plazas que oferta en los tres huertos urbanos de la capital, ahora denominados huertos ecológico comunitarios, bajo la fórmula de taller hortícola.

En concreto, más de la mitad de las plazas, 68, corresponden al de La Asomadilla, que es el decano de los huertos de la capital. El resto se reparten entre los de Levante (30) y Miralbaida (30).

Los requisitos que se exigen para poder optar a una plaza en uno de estos huertos  son los de estar empadronado en el municipio de Córdoba, no tener condiciones de salud incompatibles con la realización del trabajo en los huertos comunitarios y presentar la solicitud de participación en cualquier oficina física de registro, así como en la propia sede del Imgema, o telemática en los 20 días siguientes a la publicación del anuncio, que se produjo ayer.

Los que ya disfrutan de una plaza en estos huertos tienen prioridad para seguir en la misma. En caso de vacante, se valorará el orden de entrada de la solicitud y la mayor disponibilidad. Si hubiese más solicitantes que plazas, los no seleccionados integrarán una lista de suplentes ante posibles bajas o ampliación de las plazas, lista de la que el Imgema podrá ir convocando según necesidades del proyecto.

La dinámica interna de estos huertos está promovida por el Imgema y consiste en una organización consensuada del trabajo en el huerto, del reparto de las producciones, de la planificación de los cultivos, del cumplimiento de los acuerdos y la realización de actividades complementarias de formación.
El Imgema facilitará, en función de la disponibilidad, los principales recursos para poder cultivar las zonas que se establezcan, sin perjuicio de los propios medios que aporten los hortelanos participantes, siempre que estén expresamente autorizados.

Como estructura básica, los participantes se integran en grupos de unos diez hortelanos que trabajan la zona asignada dos o tres días por semana dos o tres horas cada día, según se acuerde.

La duración aproximada del taller es la del año agrícola, de septiembre a agosto, pudiendo solicitar los participantes la renovación de su participación en las convocatorias que habitualmente publica el Imgema a primeros de julio.