La Junta aprueba la nueva Orden de vedas que regulará el calendario de caza


Responde a factores que condicionan la actividad, como la sequía o cambios en los períodos de reproducción de especies cinegéticas

Imagen del animal cazado./Foto: J.M.F.
Imagen del animal cazado./Foto: J.M.F.

El Consejo de Gobierno ha aprobado la nueva Orden de vedas, que regulará el calendario de la campaña de caza en Andalucía. La modificación se lleva a cabo siguiendo estudios científicos de la Comisión Europea y responde a una serie de factores que condicionan la actividad, como el cambio climático, con una situación excepcional de sequía, o la evolución de diferentes especies cinegéticas y sus períodos de reproducción.

El Plan de Acción de la Comisión Europea establece la puesta en marcha de un plan adaptativo de caza sostenible para la tórtola europea. Hasta su implementación se ha fijado una cuota cero de captura. En este sentido, va a ser fundamental el convenio firmado recientemente entre la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y la Universidad de Córdoba sobre esta especie cinegética.

caza
Cazador./Foto: LVC

Las nuevas fechas fijadas de veda para Andalucía establecen el período reproductor de la paloma zurita hasta la segunda decena de días del mes de septiembre, excluyéndose por tanto su caza durante la media veda.

La nueva Orden también contempla la conclusión del período de caza de la paloma torcaz antes de la segunda decena de días del mes de febrero, cuando comienza su período de migración prenupcial. La consideración de que las palomas bravía y torcaz concluyen su período reproductor en la segunda decena de días de agosto obliga a retrasar el inicio de la media veda al primer día hábil después del 20 de agosto.

Del mismo modo, y siguiendo también las valoraciones científicas para favorecer la reproducción de la especie, se posibilitará a cotos de caza incluidos en el grupo 1 del período de actividad cinegética de la perdiz con reclamo el adelanto, durante la duración de un plan técnico de caza (5 años), de las fechas en las que practicar esta modalidad.

A ello se suma la inclusión en la Orden de vedas de la posibilidad de acordar limitaciones en el período hábil o los cupos mediante resolución de la Dirección General cuando, como ocurre en la actualidad, se declare oficialmente por los organismos competentes una situación de sequía extraordinaria, que limita las posibilidades de estas aves a encontrar hábitats adecuados, concentrándose en los pocos lugares con agua disponible.

La caza sostenible es fundamental en Andalucía para fijar la población en los municipios rurales de Andalucía, dando trabajo a más de 45.000 personas de forma directa e indirecta, generando 71 millones de euros de beneficios directos y sumando 256.000 cazadores, de los cuales más de 100.000 federados.

La actividad cinegética es esencial para garantizar la conservación de la biodiversidad, el mantenimiento de los hábitats y de los equilibrios biológicos.