La Junta lleva a cabo el cuarto Censo Invernal de buitre leonado


Alumnos de la Universidad de Córdoba participan hoy en esta actividad, con ocasión del día mundial de la Educación Ambiental

La Junta lleva a cabo el cuarto Censo Invernal de buitre leonado./Foto: Junta de Andalucía
La Junta lleva a cabo el cuarto Censo Invernal de buitre leonado./Foto: Junta de Andalucía
La Junta lleva a cabo el cuarto Censo Invernal de buitre leonado./Foto: Junta de Andalucía
La Junta lleva a cabo el cuarto Censo Invernal de buitre leonado./Foto: Junta de Andalucía

La Junta de Andalucía está llevando a cabo el cuarto Censo Invernal de buitre leonado (Gyps fulvus), según ha informado el delegado de Desarrollo Sostenible, Giuseppe Aloisio, quien ha matizado que “tras diez años sin realizarse se está llevando a cabo a lo largo de este invierno para actualizar la información sobre la importancia de Andalucía en la conservación de la población ibérica y europea de esta especie”. Aloisio ha destacado la importancia de este trabajo teniendo en cuenta que la proporción de buitres leonados que invernan en África podría estar disminuyendo debido al cambio climático, “por lo que estarían concentrándose en nuestra comunidad en mayor proporción”.

El cuarto Censo Invernal está organizado conjuntamente por el Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas y el Programa de Emergencias, Control Epidemiológico y Seguimiento de Fauna Silvestre de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. Cuenta con personal funcionario especializado, Agentes de Medio Ambiente, personal técnico de AMAYA, así como entidades que voluntariamente se han unido a la iniciativa, en base a su importancia en el contexto europeo.

Aloisio ha explicado que en las actividades de censo realizadas el día 26 de enero, Día Mundial de la Educación Ambiental, colaboran los alumnos del Máster Universitario en Gestión Ambiental y Biodiversidad de la Universidad de Córdoba, “donde aprenden cómo se efectúa un censo de fauna silvestre y las peculiaridades de esta especie, su conservación y gestión”. Han estado acompañados por el profesor Diego Jordano, coordinador de las asignaturas “Conservación y gestión de biodiversidad animal” e “Interacciones ecológicas y especies invasoras” del citado máster.

Población reproductora de buitre leonado

El delegado de Desarrollo Sostenible informa que el objetivo es actualizar la información sobre la importancia de Andalucía en la conservación de la población ibérica y europea de esta especie. Aloisio comenta que en el último censo, en Andalucía, se contabilizaron 4.035 parejas (de las que 284 se ubicaron en Córdoba), siendo precisamente Andalucía, la tercera de España, por detrás de Castilla y León y Aragón. La población muestra una importante tasa de incremento desde 1979, cuando se censaron poco más de 850 parejas. En invierno Andalucía incrementa su población de individuos juveniles procedentes de otras regiones de España y parte de Europa occidental, lo que implica una gran importancia para en la conservación de los buitres ibéricos. La especie se encuentra incluida en el Listado Andaluz y Español de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

El delegado de Desarrollo Sostenible ha explicado que este año se ha incluido por primera vez en el censo a una nueva especie de buitre, procedente de África que se ha asentado en Andalucía: el Buitre de Ruppell o Buitre Moteado, del que se conocen varias decenas de individuos asentados en las colonias de buitre leonado. Esta especie se encuentra catalogada en Peligro Crítico de Extinción a nivel mundial; en sus territorios africanos puede estar a punto de desaparecer mientras que en Andalucía es cada vez más abundante. Aloisio matiza que por ello se incrementa el valor de este cuarto censo, ya que hasta la fecha “desconocemos el tamaño exacto de la población andaluza que muy probablemente represente la totalidad de la que existe en la Unión Europea”.

La metodología a seguir en los censos se basa en conteos de los ejemplares cuando las aves se concentran en los dormideros repartidos por cada provincia: cantiles, colonias de cría, árboles usados a tal efecto, o carroñas. Las fechas son comunes para toda Andalucía, en concreto entre los días 24 y 31 de enero, con la repetición de los conteos durante tres días para evitar sesgos. Básicamente se realiza un conteo a primeras horas de la mañana, antes de que los buitres comiencen a volar, y seguidamente otro con los buitres en vuelo en las características “ruedas”. Durante el censo se detectan asociaciones con otras especies como Ruppell y se realizan lecturas de anillas o marcas alares que se incluyen en las bases de datos. Adicionalmente se visitan las colonias de cría por la tarde para censar los buitres que se concentran a pasar la noche, así como dormideros o concentraciones conocidas o encontradas a lo largo del día pero no censadas. La entrada a dormir, si bien es variable, se produce aproximadamente entre una y dos horas antes de atardecer.