La Cabalgata de Reyes le planta cara a la pandemia


El recorrido ofrece estampas inéditas al transcurrir por amplias avenidas para evitar las aglomeraciones

cabalgata
Cabalgata 2022. /Foto: Jesús Caparrós

Ya era hora. La Cabalgata de Reyes Magos, con sus carrozas, sus animaciones y sus bandas de música recorre de las calles de Córdoba con práctica normalidad, como no había desde hacía dos años por culpa de la pandemia del coronavirus, ya que la experiencia del pasado año con los globos aerostáticos no cuenta.

Esta Cabalgata de Reyes sigue aún condicionada, eso sí, y esto se ha podido ver en distintos elementos. Los más llamativos son el cambio de recorrido, para optar por las grandes avenidas, y la ausencia del lanzamiento de caramelos y juguetes. Las razones son obvias, ya que el Ayuntamiento ha diseñado el acto de forma que en todo momento se eviten las aglomeraciones a lo largo del recorrido.

Otros detalles que hacen más segura esta Cabalgata frente al coronavirus son la restricción de figurantes sobre las carrozas, que son la mitad de lo habitual, así como el control sanitario de todos los integrantes, además de tres ambulancias que iban intercaladas en el cortejo para atender cualquier imprevisto que pudiera surgir.

Una Cabalgata responsable

Los llamamientos realizados por el Ayuntamiento para que la contemplación de la Cabalgata se realizara con toda la precaución posible, se ha podido ver que han surgido efecto a lo largo del recorrido. Desde el inicio del mismo, en la plaza de Santa Teresa, el Ayuntamiento había dispuesto las vallas elásticas, que se han usado en otras ocasiones, y, tras ellas, las familias procurando guardar la distancia de seguridad entre sí y demostrando la responsabilidad que requieren estos tiempos.

Además de las carrozas, entre las carrozas, los grupos de animación y las bandas de música, iban intercalados representantes de los bomberos del SEIS, así como carteros y grupos de pastores, con sus ovejas y todo.

Los cambios introducidos por la pandemia en la Cabalgata de este año han proporcionado a los cordobeses unos escenarios inéditos al diseñarse un itinerario de grandes avenidas que permitan ver las carrozas a distancia, sin aglomeraciones, como es el caso de las avenidas de Cervantes, América, el Pretorio, la avenida de los Piconeros o la de la Igualdad.

Lo que no ha cambiado en la Cabalgata de Reyes de Córdoba es el único elemento que permanece invariable en la misma con el paso del tiempo. Se trata de la ilusión de los más pequeños, quienes han disfrutado saludando a los Magos de Oriente y ante la falta de caramelos no se han perdido ni un detalle.