Salud y Familias recomienda hábitos saludables para prevenir las enfermedades cardiovasculares


Estos consejos se encuentran en el portal https://www.miguiadesalud.es, gestionado por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica

Una persona realiza ejercicio en un gimnasio./Foto: LVC cardio
Una persona realiza ejercicio en un gimnasio./Foto: LVC
Una persona realiza ejercicio en un gimnasio./Foto: LVC cardio
Una persona realiza ejercicio en un gimnasio./Foto: LVC

Se estima que las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse hasta en un 80% mediante la promoción de estilos de vida saludable, junto a la información y educación para la salud sobre pautas de conductas cardiosaludables que resultan ser muy eficaces para ayudar a cambiar los estilos de vida de los pacientes con patologías coronarias. 

Por este motivo, la Consejería de Salud y Familias, en el marco de la Estrategia de Promoción de una Vida Saludable en Andalucía, puso en marcha en septiembre de 2020 el portal https://www.miguiadesalud.es.

Este portal, creado con financiación europea (FEDER) a través de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias EPES, está gestionado desde el Servicio de Promoción y Acción Local en Salud de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica. Desde su publicación se ha convertido en una potente herramienta de divulgación de artículos, noticias, materiales, etc., que sirven para ofrecer contenidos prácticos sobre hábitos saludables, incidiendo también en la prevención y el abandono del consumo de tabaco.

En el ámbito de la alimentación saludable, la Consejería de Salud y Familias incide en que comer de manera equilibrada es fundamental para mantener la salud.  Por tanto, para comer sano debemos consumir alimentos naturales y poco procesados, más cantidad de origen vegetal (verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres, frutas frescas, frutos secos, etcétera), consumir menos cantidad de alimentos de origen animal y dejar para consumo esporádico y especiales productos como los derivados cárnicos y los preparados de forma industrial.

Para prevenir las enfermedades del corazón es muy importante hacer actividades físicas y ser una persona activa. Entre los consejos para sentirse mejor física y emocionalmente se recomienda aprovechar las oportunidades que se presentan a lo largo del día para incrementar la actividad física, tales como subir y bajar escaleras en vez de tomar el ascensor o caminar cuando sea posible para realizar desplazamientos. La recomendación es caminar al menos 30 minutos al día, 5 días a la semana o acumular y contar pasos nos va a servir para establecer objetivos diarios de actividad física.

Por otro lado, dormir lo suficiente y con calidad es esencial para la salud. El cerebro se mantiene activo durante el sueño y varias actividades que ocurren mientras dormimos ayudan a mantener un buen estado de salud. Dormir las horas adecuadas según las franjas de edad; tener una hora regular para ir a dormir y para despertar; hacer ejercicio con regularidad, pero no justo antes de acostarse; y evitar la cafeína 4 o 5 horas antes de acostarse son algunos de las recomendaciones.

Además, desde la Consejería de Salud y Familias se advierte de la importancia de cuidar el bienestar emocional, es decir, estar en contacto con las personas de nuestro entorno en los distintos contextos de la vida es clave para la salud. El mantenerse activo, prestar atención para ampliar la consciencia de sí mismo; seguir aprendiendo y dar o hacer algo bonito por otra persona genera bienestar.

El tabaco ha sido identificado como una de las causas evitables de la muerte y enfermedad más importantes. Tener una posición clara ante el tabaco, evitar espacios cerrados en donde se permita fumar y fomentar las actividades positivas de tiempo libre y mantener hábitos de vida sana son cruciales para no iniciar el consumo del tabaco o dejar de fumar.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España. Los principales factores de riesgo para esta enfermedad son el exceso de colesterol, la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad, el tabaquismo y el sedentarismo, entre otros. No obstante, la mayoría de estos factores se pueden prevenir, por lo que su control y seguimiento son fundamentales para evitar el desarrollo de daño en el corazón.

El diagnóstico de una patología coronaria sorprende y cambia de forma importante la vida de estos pacientes y sus familias, que han de adaptarse no sólo a la enfermedad, sino también a otras situaciones que se le presentan en su ámbito familiar, social y laboral.

Desde la Consejería de Salud y Familias se anima a consultar https://www.miguiadesalud.es y a inscribirse en la misma, con objeto de poder recibir notificaciones cada vez que haya una actualización de contenidos.