La furgoneta más antigua del Banco de Alimentos es sustituida por una Toyota Proace eléctrica


Su adquisición ha sido posible gracias a la Federación Española de Banco de Alimentos y las Fundaciones Cajasur y Convisur

furgoneta1 1

Dentro de los objetivos del Banco de Alimentos de Córdoba de contribuir a un desarrollo sostenible, hay que destacar la incorporación a la flota de furgonetas que mueven las mercancías. Se trata de una Toyota Proace eléctrica, que sustituye a la más antigua de las actuales.

La adquisición de la citada furgoneta ha sido posible gracias a la financiación de la FESBAL (Federación Española de Banco de Alimentos) y las Fundaciones Cajasur y Convisur.  La firma suministradora ha colaborado además con la incorporación de los logos a la misma.

Esta adquisición se encuadra dentro de la política energética del Banco de Alimentos, que ya se inició con la instalación de paneles solares y acumuladores eléctricos, los cuales no solo permiten cubrir la mayor parte de las necesidades eléctricas del banco, atendiendo la mayor parte del consumo eléctrico de las instalaciones, incluidas las cámaras de frío y congelación y las maquinarias de movimientos de mercancías (los toritos), sino que en determinadas horas revierten energía a la red eléctrica.