La Escuela de Verano Municipal cierra con más de 1.300 niños en una edición adaptada al covid


Un grupo de 145 niños han pernoctado, por grupos, en un campamento de Zuheros

niños
Eva Contador. /Foto: LVC

La Escuela de Verano Municipal ha cerrado este año una edición especial, ya que su desarrollo ha estado condicionado al cumplimiento de las medidas sanitarias por el covid-19. La delegada de Servicios Sociales, Eva Contador, ha informado de que este año han participado 1.309 niños, que se han repartido en 88 grupos burbuja en los 10 centros repartidos por la ciudad, incluidos Alcolea y El Higuerón.

Durante el mes de julio, los niños han participado de las actividades sociales, deportivas, juegos tradicionales, cocina o reciclaje, así como de las salidas, entre las que destacan las realizadas a la piscina, al Zoo, a la Ciudad de los Niños, a las actividades educativas de Sadeco, y a otras relacionadas con la iniciación al ‘skateboard’, la escalada o el juego de bolos.

145 niños han ido a Zuheros

Otra actividad de la que han podido disfrutar 145 pequeños es la de pernoctar una noche en el campamento existente en Zuheros. Hasta allí se han trasladado en grupos de 18 niños, que también han participados de las actividades previstas en este albergue.

Contador ha explicado que otro de los cambios introducidos este año en la Escuela de Verano a causa del covid ha sido el del almuerzo. En esta ocasión no ha sido presencia en los propios centros escolares, sino que esa hora se dedicaba a juegos y a la salida se le entregaba a cada uno una bolsa con la comida y evitar así cualquier riesgo, así como también para tranquilidad de los padres.