Una empresa de Rabanales 21 controla con tecnología NIRS la cosecha de maíz en tiempo real


El análisis NIR de toda la carga del camión proporciona un resultado más representativo de la calidad del producto que el análisis de una muestra puntual

La empresa Secran Consultores, ubicada en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba, utiliza la tecnología NIR para llevar a cabo la calibración de instrumentos de control on-line que analizan la cosecha de maíz forrajero en campo, facilitando así la toma de decisiones en tiempo real.

picadora maiz 1Esta firma lleva a cabo la calibración de los instrumentos NIRS instalados en las distintas picadoras de maíz forrajero y cereal de invierno durante la campaña de recogida. El objetivo es evaluar la calidad de los forrajes para su uso en alimentación animal. La empresa cordobesa aplica esta tecnología tanto en Andalucía, como en Aragón, Navarra, Castilla León o Cataluña.

Secran Consultores está especializada en la implantación de sistemas de control de calidad, basados en técnicas espectroscópicas, como herramientas para la innovación en el sector agroalimentario. “Esta tecnología destaca fundamentalmente por su rapidez, precisión y versatilidad, además de no ser contaminante ya que se basa su análisis en una radiación electromagnética cercana a la luz visible¨ ha explicado Antonio Serrano, director general de la compañía.

 

El control en línea de todo el maíz cosechado por la máquina picadora durante la carga del camión o remolque permite tener información sobre la calidad nutricional del producto en tiempo real, según explica Serrano. Además, al finalizar la carga se emite un ticket con la calidad media del maíz cargado, con el que se liquida al agricultor por el contenido en materia seca, almidón, proteína y fibras, realizando un pago más justo si el producto es de una mayor calidad.

 

El análisis NIR de toda la carga del camión proporciona un resultado más representativo de la calidad del producto que el análisis de una muestra puntual, ya que durante la carga se realizan unos 300 análisis por término medio, indican desde la empresa cordobesa.

 

El sistema, además del seguimiento en tiempo real de datos en la tablet ubicada en la cabina de la picadora, también permite visualizar los datos de cada carga mediante ticket o en el software de gestión en la nube, así como hacer mapeos de parcelas en función del parámetro nutricional que se elija (materia seca, almidón, proteína, etc.).