El Hospital Quirónsalud Córdoba pone en marcha la Unidad de Reumatología Pediátrica


Aborda las enfermedades reumatológicas en niños, inflamatorias o no, que afectan al aparato locomotor o de origen autoinmune sistémico

Hospital QuirónSalud Córdoba./Foto: Jesús Caparrós
Hospital QuirónSalud Córdoba./Foto: Jesús Caparrós

El Hospital Quirónsalud Córdoba ha puesto en marcha la Unidad de Reumatología Pediátrica, que aborda las enfermedades reumatológicas,  inflamatorias o no, que afectan al aparato locomotor o de origen autoinmune sistémico en niños y adolescentes hasta los 14 años.

Esta unidad, coordinada por la doctora Sara Copete, especialista del servicio de Reumatología del Hospital Quirónsalud Córdoba y experta en Reumatología Pediátrica, realiza un abordaje integral del niño con enfermedad reumática, en coordinación con el servicio de Pediatría. Este tipo de patologías se manifiesta de forma diferente en los niños que en los adultos, presentando características clínicas específicas, que condicionan su diagnóstico, tratamiento y pronóstico.

reumatologia pediatrica 22 1

Las enfermedades reumáticas pediátricas son consideradas actualmente como algunas de las causas más importantes de reducción de calidad de vida en la infancia, según ha indicado la doctora Copete. La prevalencia de artritis y enfermedades autoinmunes en estos pacientes alcanza los 2,2 casos por cada 1.000 niños y una incidencia anual de unos 110 casos por cada 100.000 niños.

De estas enfermedades, las más frecuentes en niños y adolescentes son las artritis crónicas, llamadas artritis idiopáticas juveniles, conectivopatías como el lupus eritematoso sistémico, dermatomiositis y las vasculitis. Existen también un grupo de patologías, los síndromes auto inflamatorios que, aunque muy raros, cuando aparecen lo hacen fundamentalmente durante la infancia.

La doctora Copete ha señalado que este tipo de enfermedades producen una repercusión negativa, no sólo físicamente, sino también en los ámbitos social y psicológico, principalmente debido al impacto que supone la limitación de sus actividades habituales como jugar y relacionarse con otros niños o practicar deporte, actividades que son muy importantes para el buen desarrollo psico-afectivo del niño.