La Casa Salesiana colabora con Cáritas Diocesana


No se trata sólo de “dar una limosna”, sino de ayudar a las personas ofreciéndoles otras herramientas que les ayude a salir de esa situación

Entrega de la aportación de la Casa Salesiana a Cáritas Diocesana de Córdoba./Foto: Salesianos
Entrega de la aportación de la Casa Salesiana a Cáritas Diocesana de Córdoba./Foto: Salesianos
Entrega de la aportación de la Casa Salesiana a Cáritas Diocesana de Córdoba./Foto: Salesianos
Entrega de la aportación de la Casa Salesiana a Cáritas Diocesana de Córdoba./Foto: Salesianos

La Casa Salesiana de Córdoba, en el mes de mayo, puso en marcha un proyecto solidario para dar respuesta a las nuevas situaciones de pobreza que están surgiendo en nuestra sociedad, a causa de la pandemia que estamos viviendo.

Todos los grupos y asociaciones que forman parte de la Casa Salesiana (Comunidad Salesiana, Colegio, Asociación de Madres y Padres de Alumnos, Asociación de Cooperadores, Asociación de Antiguos Alumnos, Hogares Don Bosco, Asociación de María Auxiliadora, hermandad del Prendimiento, Centro Juvenil, Club Deportivo Salesianos, Fundación Don Bosco), constituyeron un fondo de solidaridad para atender las peticiones que van llegando, y otras que irán llegando de familias de nuestra ciudad, del barrio, y así articular la atención a esas necesidades.

Tras varios meses de funcionamiento son muchas las peticiones atendidas. No se trata sólo de “dar una limosna”, sino de ayudar a las personas ofreciéndoles otras herramientas que les ayude a salir de esa situación. Se quiere dar una respuesta integral.

La Casa Salesiana, desde el Fondo de Solidaridad, ha colaborado con Cáritas Diocesana, aportando la cantidad de 3000 euros para el Proyecto Uvi Social, que atiende a las personas que están en la calle. Se adquirirán sacos de dormir, mantas, y ropa térmica. El día 24 de enero, fiesta de San Francisco de Sales, al final de la Eucaristía, se hizo entrega del donativo a Cáritas, representada en Laly Ramírez, secretaria general de Cáritas Diocesana, y José Luis Rodríguez Guirao, director de la Casa de acogida Madre del Redentor.