Devuelven el fragmento robado a la escultura del Padre Cosme


La figura del osito de bronce es devuelta de forma anónima a las religiosas Hijas del Patrocinio de María en la mañana del día de Navidad

padre cosme
Andreina, con el oso robado del monumento. /Foto: LVC
padre cosme
Andreina, con el oso robado del monumento. /Foto: LVC

Fue ayer viernes, con todo el simbolismo que conlleva el día de Navidad, cuando se ponía fin al acto vandálico ocurrido hace casi dos años, cuando la escultura del Padre Cosme, en la plaza de las Cañas, sufría un acto vandálico que arrancaba la figura de un osito que portaba la niña en su mano.

Esta mutilación del monumento realizado por José María Serrano, llenó de pesar tanto a la congregación de las Hijas del Patrocinio de Maria como a la comunidad educativa del Colegio de la Piedad, por el simbolismo de un ataque sin justificación más allá del deseo de hacer daño.

El viernes, al mediodía, sonaba el timbre de la comunidad y la superiora, Andreina, al abrir la puerta se encontró con un hombre que le entregaba una pesada bolsa. Al abrirla, encontró el osito de bronce que fue arrebatado con violencia del monumento al Padre Cosme en enero de 2019.

El Padre Cosme y la dignidad de la mujer

Curiosamente, poco después, con motivo del denominado 8-M volvió a ser víctima de un nuevo ataque aunque en esta vez menos agresivo. El monumento amaneció ese día, al igual que otros de Córdoba, con carteles de propaganda feminista.

Este religioso creó a comienzos del siglo XVII una institución docente destinada a dar una completa formación a las niñas sin recursos, algo inimaginable en la Córdoba de aquellos años. El colegio de la Piedad ha funcionado desde entonces sin interrupción, prestado una impagable misión en favor de la formación y de la significación de la mujer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here