Cortes de luz, un árbol caído y 44 litros en una hora


Las incidencias han sido muy numerosas, a consecuencia de la tormenta que ha descargado en la capital

Árbol caído junto a la iglesia de San Lorenzo./Foto: José I. Aguilera

Las tormentas de verano son tristemente famosas en el Levante español. Allí, la gota fría suele dejar precipitaciones espectaculares en corto espacio de tiempo y las consecuencias suelen ser devastadoras. Lo habitual es que estas se produzcan a finales de verano y en la citada zona, pero este martes 11 de agosto la capital cordobesa ha vivido un episodio que, salvando las distancias, se antoja similar.

Pasaban las cinco y media de la tarde cuando los truenos dieron paso a fuertes rachas de viento, precipitación y a un granizo bastante copioso. Durante casi una hora, la lluvía apretó y sus consecuencias no se hicieron esperar. Varias inundaciones en barrios cordobeses, el puente de Carlos II cerrado y cortes de luz en Poniente y Ciudad Jardín.

Estos últimos, como han explicado a La Voz varios vecinos de la Avenida de Manolete, se han prolongado durante media hora. Pero las incidencias no han terminado ahí, ya que en el lateral de la iglesia de San Lorenzo (en la parte que da a María Auxiliadora), el árbol que hay junto a la marquesina de la parada ha caído por culpa de una tormenta que, en su lado positivo, ha aliviado unas temperaturas que, hasta el fin de semana darán un buen respiro en la capital.

Cabe destacar que, según los datos recogidos por la Agencia Estatal de Meteorología en la estación del Aeropuerto, la tormenta ha descargado en la misma 44,6 litros por metro cuadrado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here