Un extraño día de truenos y aviso naranja


La humedad llegó a alcanzar el 69 por ciento a primera hora de la mañana

aviso temperaturas
Nubes./Foto: BJ
aviso
Nubes./Foto: BJ

Mañana de tormenta y tarde de intenso calor. Así ha sido la extraña jornada veraniega de este octavo día del mes de agosto en la capital cordobesa. Una jornada que se corresponde con el mes de marzo en la ida de las cabañuelas y que, seguramente, dejará un vaticinio interesante a quienes aun realizan esta predicción arraigada a la tierra.

Como decíamos, el amanecer del día trajo nubes y una sofocante sensación de calor, mezclada con una humedad alta. De hecho, en la estación del Aeropuerto, la Agencia Estatal de Meteorología marcaba una temperatura de 25, 2 grados a las seis de la mañana y a las ocho la humedad era del 69 por ciento.

Las nubes crecieron, mientras entre las ocho y las nueve, los truenos amenazaban seriamente. La lluvia fue testimonial, pues en el Aeropuerto se registraron 0,1 litros, que bastaron para los coches aparcados en la calle con el sedimento de una calima instalada desde hace semanas. Pero las rachas de viento (65 kilómetros horas entre las 9 y las diez, según Aemet) aliviaban lo que estaba por venir: un aviso naranja y otra jornada más por encima de los 40 (40,2) grados a la sombra.

El sol fue ganando terreno y la barrera psicológica de los 40 se superó a las seis de la tarde. Para mañana más y mejor, parece desprenderse del pronóstico de Aemet, que da 42 de máxima y otra alerta naranja para no perder la costumbre de un verano que ha hecho del 40 su número fetiche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here