El 35,3% de los cordobeses teme contagiarse de coronavirus

78

La psicóloga Rocío Martínez señala que durante los meses del estado de alarma "la ansiedad se ha visto más elevada y la depresión más acentuada"

Mujer con mascarilla tras la ventana. confinamiento coronavirus
Mujer con mascarilla tras la ventana. /Foto: LVC

Pese a la insistencia en la adopción de medidas para evitar el contagio por coronavirus, hay un 35,3 por ciento de los cordobeses que ve factible esta terrible posibilidad, según se desprende de la ‘Encuesta social 2020. Hábitos y condiciones de vida de la población andaluza durante el estado de alarma’, realizada por el Instituto de Cartografía y Estadística de Andalucía, dependiente de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad.

mascarillas coronavirus
Mascarillas en el codo. /Foto: JC

Este dato se complementa con otros que ofrecen una visión de lo que ha supuesto el estado de alarma a causa de una pandemia que se ha cobrado la vida de casi 45.000 personas. En estos meses se han producido cambios de todo tipo que han afectado más allá de la salud. En el terreno laboral y económico, esta encuesta nos ofrece el dato de que el 24,6 por ciento de los cordobeses teme perder su empleo, mientras hay un porcentaje más alto, en concreto del 34,4 por ciento, cuyo temor no es quedar en paro sino ver disminuidos sus ingresos.

Estos temores han sido reales en los meses del estado de alarma y aún hoy. La psicóloga Rocío Martínez señala que ha percibido con claridad una incertidumbre, que es el “miedo a no saber controlar una situación” que, en mayor o menor medida se ha dado de forma generalizada, ya que quien no tenía miedo a perder el empleo lo tenía a que él o alguien de su familia resultara contagiado por el coronavirus.

En general, Martínez indica que en este tiempo “la ansiedad se ha visto más elevada y la depresión más acentuada”. El origen no es otro que la incertidumbre que se ha vivido y que, en su opinión, “unos la han procesado de manera más adecuada y otros han entrado en bloqueo”.

El coronavirus nos encierra en casa

Mujer con mascarilla tras la ventana. confinamiento coronavirus
Mujer con mascarilla tras la ventana. /Foto: LVC

El 14 de marzo cambió la vida de todos. Sin experiencia previa se pasó a un rígido confinamiento, lo que llevó a que “personas muy acostumbrada a estar en la calle pararan de pronto y se preguntarán: ¿qué hago ahora?”. La consecuencia fue el confinamiento, que también se puede interpretar como la convivencia forzada las 24 horas del días durante varias semanas. “Esto ha conllevado que se disparen los conflictos de pareja o parenterales”, que ha desembocado en un incremento en el número de divorcios o de conflictos familiares entre padres e hijos.

Sobre este aspecto, la psicóloga comenta que el caso se ha dado en “una adolescencia complicada que se ha tenido que resguardar en las tecnologías que han generado problemas por la mala administración del tiempo”, algo que también ha sucedido en adultos por falta de alternativas con las que ocupar el ingente tiempo libre durante el confinamiento.

La importancia de controlar la información

televisor niño
Niño frente a un televisor. /Foto: LVC

Otra de las características de esta situación ha sido la del bombardeo informativo. Durante un tiempo, los canales de televisión y las emisoras de radio tenían una programación monográfica y los periódicos llegaron a suprimir de su paginación las tradicionales secciones de cultura, deportes o economía ante la falta de noticias que no tuvieran que ver con el coronavirus. Esta situación llegó a acentuar determinadas patologías y Rocío Martínez expone que ella no llegó a negar a sus pacientes que estuvieran informados, pero sí que filtraran la información de manera pautada y medida para evitar una sobresaturación.

Esta psicóloga recuerda que en los meses más duros del estado de alarma, tras el impacto inicial, se comenzó a trabajar con sus paciente de manera ‘on line’ para no perder el contacto, pero “cuando se levanta el estado de alarma todos querían volver a la consulta presencial”, lo que resalta el interés por volver a la normalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here