La “nueva normalidad” de las mascarillas


Deberán ser usadas por toda aquella persona, a partir de los seis años, “en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público"

Mascarillas. / Foto: LVC
Mascarillas. / Foto: LVC
Mascarillas. / Foto: LVC
Mascarillas. / Foto: LVC

Hasta nueva orden, el uso de las mascarillas será obligatorio una vez que cada persona cruce el umbral de la puerta de su casa. Esta es una de las medidas recogidas por el Real Decreto Ley, que sentará las bases que regirán en la “nueva normalidad” impuesta por el Gobierno socialcomunista del país. El mismo ejecutivo que ha prolongado el estado de alarma hasta la segunda mitad de junio, para no tener que, entre otros motivos, comparecer en sede parlamentaria durante casi todo el verano.

La cuestión de las mascarillas no es baladí, ya que las mismas deberán ser usadas por toda aquella persona, a partir de los seis años, “en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público donde no se pueda mantener la distancia de seguridad”; así como en el transporte público. O lo que es lo mismo, en todas partes menos en el interior de la propia vivienda, si no hay cambios.

Según el Gobierno, el real decreto incorporará las medidas necesarias para garantizar la disponibilidad de mascarillas quirúrgicas, geles hidroalcohólicos y otros productos sanitarios necesarios para la protección de la salud. Si bien, esa medida -que lleva siendo anunciada desde lo más duro de la crisis- nunca ha sido complementada suficientemente y la garantía consiste más bien en adquirirla, previo pago, ahora que hay stock mascarillas en farmacias y establecimientos, a diferencia de hace unas semanas.