La Comisión Europea reconoce la Base Poblacional de Salud de Andalucía como práctica innovadora


Se destaca el potencial de esta herramienta como activo en la estrategia de envejecimiento activo y saludable

Comisión
Estadística poblacional.
Comisión
Estadística poblacional.

La Comisión Europea ha reconocido la Base Poblacional de Salud del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la ha integrado en el Repositorio de Prácticas Innovadoras en Envejecimiento Activo y Saludable (EIP on AHA) de la Comisión Europea. Este repositorio tiene como objetivo recoger las iniciativas más innovadoras de los socios europeos, con el fin de movilizar recursos y conocimientos que aseguren la implementación de estas iniciativas a escala europea. 

De esta forma, la Comisión Europea reconoce el trabajo realizado por el Sistema Sanitario Público de Andalucía y el potencial y utilidad de la Base Poblacional de Salud. 

La Base Poblacional de Salud es un sistema de información sanitaria que recoge datos clínicos y del uso de recursos sanitarios de cada una de las personas que reciben asistencia sanitaria en el SAS. La Base permite además realizar estudios longitudinales, estimar la incidencia de las patologías y realizar proyecciones sobre el estado de la salud de la población y sus necesidades de recursos. También permite analizar la eficiencia distributiva y la eficiencia en el uso de los recursos por los proveedores sanitarios. 

De cada usuario se obtienen datos demográficos, diagnósticos, de utilización de los recursos sanitarios y de los proveedores de los mismos. Los usuarios y su identificación los proporciona la Base de Datos de Usuarios. La información clínica y de utilización de los recursos sanitarios proviene de los ámbitos asistenciales de atención primaria y hospitalaria. Entre las fuentes de datos administrativo-clínicas destacan la Historia Clínica Digital (Diraya) y los Conjuntos Mínimos Básicos de Datos hospitalarios (hospitalización, hospitales de día médico y quirúrgico y urgencias).

Los datos que recoge esta base constituyen una biografía sanitaria de los individuos, permiten estudiar la historia natural de las enfermedades en el conjunto de la población o en determinados subgrupos, analizar la incidencia de patologías o realizar proyecciones sobre el estado de la salud y las necesidades de recursos. También posibilitan los análisis transversales como es el caso de la estratificación de la población para orientar la prestación de los servicios o la aproximación a la prevalencia de distintas patologías. 

Otras aplicaciones de la Base Poblacional son el análisis de la eficiencia distributiva y del uso de los recursos sanitarios por los proveedores de los mismos y la investigación en servicios de salud. La relación de esta base de datos sanitaria con otras bases poblacionales (servicios sociales, demografía, educación, economía, trabajo, condiciones de vida y consumo) permitirá en el futuro mejorar la detección de grupos de riesgo o con necesidades específicas y el modo en se prestan los servicios sanitarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here