Felicitan al Ayuntamiento por la nueva gestión de las colonias de gatos


Aplauden que "se haya paralizado la licitación comercial que contemplaba reubicaciones y test a gatos de colonias, dando paso al dialogo"

Imagen de archivo de gatos en el Templo Romano./Foto: LVC felinas
Imagen de archivo de gatos en el Templo Romano./Foto: LVC

La entidad de protección felina FdCATS, inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía, aunque con repercusión nacional, ha enviado una “carta de felicitación” al alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), “por la buena noticia de que por fin se vayan a gestionar las colonias felinas en Córdoba por el método CER (Captura-Esterilización-Retorno)”, y después de que la empresa municipal Sadeco “haya paralizado la licitación comercial” de la gestión de colonias de gatos callejeros.

Imagen de archivo de gatos en el Templo Romano./Foto: LVC felinas
Imagen de archivo de gatos en el Templo Romano./Foto: LVC

De esta forma y según la información facilitada a Europa Press por FdCATS, esta organización ha agradecido a Bellido que prevea el uso del citado método CER, “como ha estipulado la Junta de Andalucía, a través del informe del Consejo Andaluz de Protección de los Animales de Compañía, de fecha 15 de enero de 2020”.

El deseo de FdCATS es que la implantación del método CER “sea un éxito en Córdoba y un modelo a seguir” y, por ello, también se alegran de que “se haya paralizado la licitación comercial que contemplaba reubicaciones y test a gatos de colonias, dando paso al dialogo”.

De hecho, la entidad de protección felina ha señalado que “las reubicaciones no forman parte de una gestión ética efectiva”, ya que “el intento de eliminar una colonia y reubicarla en otro lugar o en otra colonia no soluciona el problema inicial, por el llamado efecto vacío”.

Así, “la eliminación de la colonia original provocará la llegada y asentamiento de nuevos gatos no esterilizados, que aprovecharán los recursos disponibles que se generan en las ciudades hasta volver a alcanzar el nivel de densidad anterior, por lo que es probable que se repitan los problemas asociados a colonias no gestionadas éticamente”. Además, “plantear la reubicación, con los costes que conlleva y el bajísimo índice de éxito que supone, es un punto de partida poco acertado para la futura obtención de resultados satisfactorios”.

Otra de las preocupaciones de FdCATS es la realización a gatos de test de FELV/FIV (leucemia y inmunodeficiencia felina), pues son “numerosas las manifestaciones de expertos de reconocido prestigio internacional en las que concluyen que no está recomendada esta actuación en colonias felinas, tanto por cuestiones veterinarias (prevalencia mínima y disminución de la transmisión al ser esterilizados), como de gestión eficiente y exitosa de los programas CER”.

FdCATS coordina una red de personas “expertas y comprometidas con el bienestar felino, especialmente de los gatos ferales o callejeros”, y está elaborando “una serie de propuestas orientadas a lograr la viabilidad de la gestión ética de las colonias felinas en la ciudad de Córdoba, quedando a disposición del Ayuntamiento y al servicio de Sadeco” para ofrecer su “asesoramiento directo”.

FAPAC

Por su parte y en relación con ello, la Federación de Asociaciones Protectoras de Animales de Córdoba (Fapac) ha señalado este lunes que la actividad que llevan a cabo las protectoras en la gestión de colonias felinas constituye “una labor social” y, “como tal y amparándose en la Ley de Contratos del Estado”, entiende que “no es necesario” que el Ayuntamiento abriese un procedimiento, como el que ahora ha paralizado tras las protestas de asociaciones protectoras de animales, para gestionar el control de las colonias felinas de la ciudad.

Así, desde Fapac se ha recordado que el artículo 11.6. de la Ley de Contratos del Sector Público señala que “queda excluida” de dicha Ley “la prestación de servicios sociales por entidades privadas, siempre que ésta se realice sin necesidad de celebrar contratos públicos, a través, entre otros medios, de la simple financiación de estos servicios o la concesión de licencias o autorizaciones a todas las entidades que cumplan las condiciones previamente fijadas por el poder adjudicador, sin límites, ni cuotas, y que dicho sistema garantice una publicidad suficiente y se ajuste a los principios de transparencia y no discriminación”.