De cruces sin pisar la calle


Han sido numerosos los vecinos de la capital que se han negado a no disfrutar del ambiente festivo

cruces
Cruz de mayo en Ángel de Saavedra./Foto: LVC
cruces
Cruz de mayo en Ángel de Saavedra./Foto: LVC

El primer día de mayo ha llevado a muchos cordobeses, de forma casi inevitable, a recordar una de las fiestas emblemáticas de la ciudad, las Cruces de Mayo. La crisis del coronavirus (que ya suprimió las procesiones de Semana Santa) ha provocado que el mes grande de los cordobeses se vaya a vivir de una forma inusitada.

No obstante, han sido numerosos los vecinos de la capital que se han negado a no disfrutar del ambiente festivo, como se ha podido comprobar en muchos balcones, donde las sevillanas se dejaban oír bien alto. Mientras que otros han sido decorados con la estética de las cruces, sin que faltara un detalle.

Y, si en las Siete Revueltas los vecinos han dispuesto su cruz, tampoco han sido menos en la zona del Arenal y en el centro de la ciudad. Para ejemplo, la cruz dispuesta en el número 2 de la calle Ángel de Saavedra, donde sus habitantes, además de montarla han llegado a realizar su propio pregón.