La gente comienza a cansarse, vuelven las caceroladas

279

La reprobación ha llegado a las siete de la tarde cuando, en distintos puntos de la capital cordobesa se han escuchado caceroladas

Pedro Sánchez, en Córdoba. PSOE Gobierno
Pedro Sánchez, en Córdoba. /Foto: JC

El confinamiento de la población de todo el país por causa del coronavirus, que ya se prolonga durante casi un mes y medio, comienza a causar estragos entre una parte de la ciudadanía que no avala la gestión que está realizando el Gobierno socialcomunista de España.

La reprobación ha llegado a las siete de la tarde cuando, en distintos puntos de la capital cordobesa (como la Avenida de América y el barrio de la Fuensanta, entre otros), se han escuchado caceroladas. A ello hay que sumar que, cada vez es más frecuente ver crespones negros en los balcones, pese a que el ejecutivo socialciomunista no haya decretado el luto nacional con más de 20.000 muertos por el Covid-19 (a los que, seguramente, habrá que sumar los que murieron presentando síntomas de la enfermedad, pero no se les realizaron test).

Así, la gestión de PSOE y Podemos también está siendo discutida en aspectos como la falta de material que ha azotado a los sanitarios (España es el país con uno de los mayores porcentajes de infectados en este sector del mundo); las denuncias presentadas por sindicatos sanitarios al ministro Illa; los vaivenes con la salida de los niños a la calle; los test y las mascarillas defectuosas comprados por el ejecutivo; el curioso modo de proceder con la prensa en las comparecencias de Moncloa; y un etcétera que es cada vez más extenso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here