En tiempo de coronavirus, ¡Mayo Cordobés!


La exconcejal Amelia Caracuel tiene en este artículo un recuerdo para los cuidadores de los patios en estos días de confinamiento

patio san basilio
Patio cordobés. /Foto: LVC

(Amelia Caracuel del Olmo) España está de luto, Córdoba esta de luto. Este año no hay fiestas, ni batalla de flores, ni romerías, ni cruces, ni feria, ni patios. ¿Este año no hay patios? Corrijo, si hay patios; esos que están siempre y que este año mas que nunca brillan y relucen sus flores, porque han sido regadas con las lagrimas de sus cuidadores; esos que este año no abrirán sus puertas porque están de luto, lloran por tantas personas que han dejado de brillar con luz propia porque el coronavirus les ha corroído, les han matado de la misma forma que el pulgón ataca las plantas, la mariposa a los geranios, el picudo rojo a las palmeras, produciéndole incluso la muerte.

¡Ay, cuanto dolor! Cuántas lágrimas estarán derramando nuestros cuidadores. Su hospitalidad se ha visto truncada, vapuleada. Se han visto maltratados e impedidos de poder ser ellos mismos, abrir las puertas de sus casas a la humanidad, dejar que suene la alegría de la fiesta, que disfrutemos todos de los patios, de esos que este año están de luto. Pero no por ello quiero dejar de agradecer su trabajo a tantos y tantos cuidadores que con sus lágrimas han regado este año sus patios para que brillen más que nunca y puedan iluminar el camino, que recorrerán los fallecidos, hasta el final del patio, el cielo.