El servicio de medicina preventiva del Reina Sofía plantea dos vertientes de actuación


Por un lado tiene como objetivo atender a los profesionales sanitarios mientras que, por otro, supervisa a los pacientes ingresados

Medicina preventiva del Hospital Reina Sofía./Foto: Reina Sofía
Medicina preventiva del Hospital Reina Sofía./Foto: Reina Sofía

La mayor parte de la actividad de la Unidad se organiza en dos vertientes: una, dirigida a la declaración de casos activados en el hospital y supervisión de pacientes ingresados y, la otra, centrada en la atención a los profesionales del Hospital Reina Sofía, además de atender otras cuestiones ajenas al coronavirus (accidentes de riesgo biológico, bioseguridad ambiental en quirófanos, entre otras)

El servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Universitario Reina Sofía ha diseñado su cartera de servicios para dar respuesta a la situación actual de pandemia del coronavirus. Así, en estos momentos, la unidad está centrada en el manejo de casos de COVID-19, aunque también se da respuesta a otras necesidades asistenciales: accidentes de riesgo biológico, bioseguridad ambiental de quirófanos, vacunas inaplazables, etc. El objetivo de estas medidas es ofrecer el máximo esfuerzo en la lucha contra al nuevo coronavirus y establecer medidas que ayuden a que la curva epidémica no siga teniendo un marcado ascenso.

Para ello, la unidad ha reforzado su plantilla con residentes de otras especialidades y personal voluntario a fin de garantizar un servicio integral. Los profesionales de Medicina Preventiva atienden en su día a día las dudas y peticiones de los trabajadores, llevan el control del registro de casos positivos (tanto en pacientes como en profesionales) y su declaración en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica (SVEA), cuya finalidad es recoger información de los nuevos casos de una lista de enfermedades infecciosas para definir estrategias de prevención y control, o establecer medidas sobre los contactos o el medio y el seguimiento del mismo.

Antes de declarar el caso, estos profesionales realizan una encuesta epidemiológica (sintomatología, ubicación del profesional, contactos, recogida de datos personales) y, en base a ello, determinan si es o no indicativo la realización del PCR (en la Unidad de Microbiología). En caso de se realice la toma de muestra a la persona, los profesionales de Medicina Preventiva serán los que trasladen los resultados al interesado.

Además de todo ello, este equipo de preventivistas y enfermeras está desarrollando una intensa actividad formativa, se encargan de actualizar diariamente los protocolos, mantener la coordinación con Atención Primaria y resto de servicios implicados en la atención al paciente, así como la supervisión de pacientes ingresados por COVID-19 en cada servicio.

La formación, clave

Una de las principales actividades que están desarrollando los profesionales de Medicina Preventiva y Salud Pública es la formación de profesionales (tanto en grupos –reducidos y con el distanciamiento adecuado- como de forma personalizada).

Así, cada día se realizan al menos tres sesiones formativas grupales relacionadas con el vestido y desvestido de equipos de protección, gestión de residuos, limpieza y desinfección y distancias mínimas de seguridad. Se trata de un aspecto clave que tiene como fin beneficiar tanto a la seguridad de los pacientes como la de los propios profesionales, rompiendo con medidas preventivas la cadena de transmisión.

La actividad formativa de este servicio también se dirige a la población general, de forma que el personal de  Enfermería ofrece formación a los familiares de pacientes con coronavirus para trasladarles las principales recomendaciones de protección e higiene.

Atención 24 horas

Otra de las actividades que mayor carga asistencial genera es la atención telefónica relacionada con información general, dudas sobre los procedimientos a seguir, encuestas epidemiológicas, citas, comunicación de resultados y recogida de peticiones. Cada día, los profesionales de este servicio atienden una media de 200 llamadas. Para mantener la comunicación, la Unidad ha planificado la atención a fin de prestar asistencia las 24 horas durante todos los días.

El Hospital Reina Sofía agradece el trabajo de esta unidad y de los profesionales de otros servicios que se han unido a este equipo para dar soporte en estos momentos, ya que juntos están realizando un gran esfuerzo para implementar las medidas preventivas oportunas que ayuden a contener el número de contagios y que favorecen la divulgación de medidas básicas de higiene.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here