De los sanitarios a los albañiles: héroes contra el coronavirus


Los miembros de los distintos servicios de emergencia (sanitarios, facultativos, policías, guardias civiles, bomberos…) siguen con su labor que, en estos días, sigue siendo y es más necesaria

coronavirus
Albañiles trabajando en la jornada de este sábado./Foto: LVC
coronavirus
Albañiles trabajando en la jornada de este sábado./Foto: LVC

A minutos de que se conozca el contenido del Real Decreto del Gobierno de España, en el que se establecerá el estado de alarma en todo el país para combatir al coronavirus (Covid-19), muchos profesionales siguen realizando su trabajo en la jornada de este sábado.

Los miembros de los distintos servicios de emergencia (sanitarios, facultativos, policías, guardias civiles, bomberos…) siguen con su labor que, en estos días, sigue siendo y es más necesaria que nunca, pese a que -desafortunadamente- son la “primera línea de acción” (como señalaba el presidente de la Comunidad de Madrid) contra la epidemia y, en consecuencia, los más expuestos al virus.

Pero no son los únicos profesionales que no se podrán acoger al teletrabajo. Y es que, como se puede observar en la mañana de hoy en la capital cordobesa y en numerosos puntos del país, trabajadores de gasolineras, supermercados y de l sector de la construcción continúan con su tarea, en este tiempo prácticamente desconocido para la población.

En el caso de los dependientes de las superficies comerciales, estos han tenido que hacer un esfuerzo extra en lo que va de semana. La gente ha acudido en masa a los supermercados, de cara a aprovisionarse para el confinamiento que ya está en marcha y la labor de cajeros, reponedores, etc., se ha redoblado o triplicado. De hecho, en la tarde de ayer una conocida marca comercial cordobesa se veía obligada a cerrar a las cinco de la tarde por la afluencia masiva de clientes.

Todos los mencionados hacen una labor imprescindible y se exponen a una epidemia, la del coronavirus, que hace más necesaria que nunca la responsabilidad de toda la ciudadanía, así como seguir escrupulosamente los consejos que emiten las autoridades.