Empleo prioriza incentivar en las pymes la prevención de riesgos laborales


La Comisión Provincial de Prevención de Riesgos Laborales ha estado presidida por Ángel Herrador

El Centro de Prevención de Riesgos Laborales de Córdoba, perteneciente a la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, ha celebrado en la mañana de ayer la Comisión Provincial de Prevención de Riesgos Laborales perteneciente al IV trimestre de 2019, que ha estado presidida por el delegado con competencias en este ámbito, Ángel Herrador, y de la que forman parte la Confederación de Empresarios de Córdoba, CECO, UGT, CCOO, Fiscalía, Inspección de Trabajo y la Delegación Territorial de Salud y Familias.

En este foro, Herrador ha puesto de manifiesto la apuesta de la Consejería de Empleo por formar e informar a las pymes y micropymes “que muchas veces no tiene capacidad económica para invertir en prevención pensando que es un gasto innecesario cuando, en realidad, es una oportunidad y una mejora que le va a garantizar el éxito como empresas”. Hay que tener en cuenta, ha añadido, “que el 99% del tejido productivo cordobés está constituido por pequeñas firmas y que la mayoría de los accidentes de trabajo se producen en empresas de menos de 25 trabajadores”.

Por ello, y en colaboración con la Inspección de Trabajo, ha continuado el responsable territorial, “se ha implementando una serie de medidas, como la de ampliar el número de visitas a las empresas que tienen un mayor índice de siniestralidad por el tipo de actividad o un especial seguimiento a las empresas que han tenido más de un accidente grave o un accidente mortal ofreciéndoles asesoramiento y formación a los trabajadores y a la empresa”. Los datos que corroboran estas acciones se han puesto de manifiesto en la comisión celebrada hoy.

El año pasado los técnicos habilitados del Centro de Prevención de Riesgos Laborales de Córdoba realizaron más de 1.000 visitas algunas de ellas incluidas en campañas específicas sobre el amianto, compactos de cuarzo, sectores con enfermedades profesionales, etc. y se investigaron más de 100 accidentes laborales, en su mayoría muy graves y mortales.

Con el objetivo fundamental de propiciar que microempresas, y pymes mejoren las condiciones de seguridad y salud en sus centros de trabajo, se resolvió la convocatoria de incentivos que en 2019 ha beneficiado a 38 empresas con una subvención de casi 340.000 euros.

En cuanto a las cifras de siniestralidad de la provincia, el delegado de Empleo ha vuelto a incidir en que, a partir de enero del pasado año 2019, existe la obligatoriedad de que los trabajadores autónomos tengan cubiertas las contingencias profesionales, lo que implica en la práctica que ya se está incluyendo al colectivo de autónomos en las estadísticas oficiales de accidentes laborales. “Esto provoca la imposibilidad de realizar cualquier comparativa con 2018 ya que induciría a error. Lo que si podemos comparar es el índice de incidencia media mensual que se obtiene de dividir el número de accidentes de trabajo con baja entre el número de afiliados a la Seguridad Social con las contingencias de accidentes de trabajo cubiertas y multiplicarlo por 100.000. Este indicador se situó en el 2019 en 178,11 accidentes por cada cien mil personas trabajadoras. Este dato supone un descenso del 10,46% respecto al mismo periodo 2018”.

El número de accidentes durante el pasado año 2019 fue de 9.567. El 44% se produjo en el sector servicios (4.224). Agricultura e industria registraron prácticamente el mismo número de accidentes, 1.971 y 1.969 respectivamente, y construcción alcanzó los 1.403 accidentes. Por índice de gravedad el 99% de los accidentes fueron leves, se registraron 92 accidentes graves y 10 mortales.

En lo relativo al tramo de edad y sexo, los accidentes en términos generales se dan principalmente en el grupo de 40 a 44 años, ya que coincide con el tramo más prevalente en hombres, mientras que en mujeres los accidentes se dan especialmente en el grupo de 50 a 54 años.

Por la forma, el tipo de accidente más frecuente es el sobreesfuerzo físico sobre el sistema músculo-esquelético, que supone el 31%, seguido del aplastamiento resultado de una caída, que representa el 18%, y a continuación por el aplastamiento por tropiezo o choque contra un objeto inmóvil con el 9%, el contacto con agente cortante (cuchillo u hoja) alcanza el 7% del total de accidentes con baja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here