Un total de 91 nuevos notarios se forman en Córdoba


En estas jornadas la promoción 2020 debate y recibe formación sobre deontología y grandes retos de futuro profesionales en un contexto de transformación digital

notarios
Jornadas del Colegio Notarial de Andalucía./Foto: LVC
notarios
Jornadas del Colegio Notarial de Andalucía./Foto: LVC

Un total de 91 nuevos notarios se están formando desde este martes en Córdoba para empezar a ejercer la profesión tras haber superado la “exigente” oposición de acceso. Estos nuevos notarios representan el 11,45% de los 792 candidatos que optaban a las plazas disponibles y que iniciaron las pruebas en octubre de 2019.

Los resultados definitivos se dieron a conocer en enero de 2020 y entre los nuevos notarios hay cuatro de la provincia de Córdoba. Dos tribunales, uno en Granada y otro en Sevilla, evaluaron a todos los opositores. El número uno en el tribunal de Granada, y de toda la promoción, fue Juan José Petrel, de 26 años, curiosamente hijo de madre notaria y de padre registrador de la propiedad. En el tribunal de Sevilla fue David Trapote, de 29 años.

No son, sin embargo, estos antecedentes familiares algo común entre los nuevos notarios. La inmensa mayoría de los aprobados no tiene ningún familiar directo en el notariado -ni padres, ni hermanos-, según han informado en una nota desde el Colegio Notarial de Andalucía.

Asimismo, como sucede en las últimas oposiciones, el porcentaje de mujeres aprobadas ha superado al de hombres -un 60% frente a un 40%-, lo que confirma una tendencia hacia la igualdad de género en la función notarial. “La exigencia de la oposición se confirma por el tiempo medio invertido en su preparación”, de modo que “la mayoría de los aprobados no se presentaba por primera vez y ha dedicado una media de tiempo superior a los cinco años para poder aprobarlas”.

Las oposiciones se han celebrado en las dos sedes del Colegio Notarial de Andalucía, en Sevilla y Granada, donde se conformaron sendos tribunales presididos por notarios en ejercicio, pero abiertos en su composición a otros profesionales jurídicos. Así, ambos tribunales estaban integrados por tres notarios, un registrador de la propiedad, un abogado del Estado, un catedrático de Derecho Civil y un magistrado.

Todos estos datos se han dado a conocer en la rueda de prensa que han ofrecido este miércoles el presidente del Consejo General del Notariado, José Ángel Martínez Sanchiz, y el decano del Colegio Notarial de Andalucía, José Luis Lledó, y que se ha celebrado en el marco de las jornadas de bienvenida y preparación que realizan los 91 notarios aprobados para empezar a ejercer la profesión.

En estas jornadas la promoción 2020 debate y recibe formación sobre deontología y grandes retos de futuro profesionales en un contexto de transformación digital; nuevas exigencias de colaboración con las administraciones públicas en la lucha contra el fraude, y las necesidades de asesoramiento y protección jurídica de los colectivos más vulnerables.

Igualmente, de forma específica, se analizan los cambios y oportunidades de cercanía con el consumidor que brinda la nueva ley de contratos de crédito inmobiliario.

CERCANÍA Y ASESORAMIENTO GRATUITO

En relación a estos retos, el presidente del Consejo General del Notariado ha señalado que “la función notarial es hoy más necesaria que nunca y su futuro, lejos de verse amenazado, se ha visto reforzado por la transformación tecnológica y los grandes cambios sociales”.

En ese sentido, se ha referido al notario como “un profesional cercano al consumidor, al que ayuda, asesora gratuitamente y garantiza que su contrato o negocio estén ajustados a la legalidad”.

“El notario, antes de materializarse el contrato trata personalmente con los ciudadanos, conoce de primera mano, su voluntad, el resultado o la finalidad que persiguen y da forma jurídica y ajustada a la legalidad”, ha detallado.

En particular, el presidente de los notarios españoles se ha referido al “papel fundamental que los notarios desempeñan en la protección y asesoramiento jurídico de los colectivos más vulnerables”. “El papel del notario es especialmente relevante para aquellos usuarios con menor nivel adquisitivo o poca experiencia en temas jurídicos y legales”, de modo que “al ofrecerles asesoramiento gratuito, el notario hace posible que accedan a un servicio de las mismas características y garantías que el resto”, ha señalado.

También, ha subrayado su “papel esencial en relación con los mayores y personas con discapacidad”, que va a ser analizado en el XII Congreso Notarial Español que se celebrará en Málaga los días 7 y 8 de mayo.

“Además de atestiguar la identidad, el notario hace un juicio de la capacidad de quién va a firmar y si constata la merma de sus facultades mentales deniega la autorización de la escritura pública”, ha apuntado, para agregar que es “una función que adquiere una importancia fundamental en actos como los testamentos o los otorgamientos de poderes, en los que la intervención notarial es sinónimo de garantía y protección de los derechos de las personas más vulnerables”.

SIETE DE CADA DIEZ

Por su parte, el vicepresidente del Consejo General del Notariado y decano del Colegio Notarial de Andalucía ha destacado que los notarios son “gente normal que está muy presente en la vida normal de la gente”, hasta el punto de que siete de cada diez españoles ha estado alguna vez en una notaría, demandando algunos de sus servicios más comunes, como los otorgamientos de poderes, la constitución de préstamos e hipotecas, la creación de sociedades, la realización de testamentos, las compraventas y los repartos de herencias.

En concreto, ha señalado que en Andalucía se realizaron el pasado año 1.318.407 actos notariales, 121.716 en la provincia de Córdoba.

En relación con la nueva Ley de crédito inmobiliario, ha valorado “el papel más relevante” que se ha otorgado al notario y ha destacado que “los usuarios, por lo general, están muy agradecidos de poder estar a solas con el notario y recibir información y asesoramiento gratuito antes de firmar las operaciones”.

En otro orden de cosas, ha resaltado “la colaboración de los notarios con las administraciones públicas en la prevención y lucha contra el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y el fraude fiscal”, señalando que “para hacer posible esa colaboración, la institución notarial ha realizado un enorme esfuerzo e inversión en tecnología en los últimos años”.

LA FUNCIÓN NOTARIAL

Entretanto, el presidente y vicepresidente del Consejo General han indicado que los notarios en España están repartidos geográficamente por todo el territorio, incluso en localidades muy pequeñas, con el fin de “garantizar el servicio”, de forma que “todos los españoles tienen un notario cerca de su domicilio o trabajo”.

En Andalucía hay en la actualidad 506 notarías, de las que 54 están en Córdoba, que las tiene repartidas por 34 municipios. Córdoba es la provincia andaluza que tiene más repartidas geográficamente las notarías –ni siquiera Sevilla y Málaga, con 94 y 92 notarías, respectivamente, tienen tantos municipios con notaría propia–.

La edad media de los 478 notarios andaluces es de 53,54 años y aunque hay casi el doble de notarios hombres, la tendencia ha empezado a revertirse en las últimas oposiciones.

Los dos altos cargos notariales han expresado su felicitación a los nuevos notarios, destacando que se trata de “una profesión muy vocacional, y que exige un alto grado de sacrificio personal para poder ejercerla”. Buen testimonio de ello lo han ofrecido en la rueda de prensa los dos números uno de la oposición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here