Quino Ceular, mirando por las ondas


La emisora cordobesa Intimidad Radio tiene la particularidad de estar dirigida por un invidente al que su empeño le ha permitido sacar adelante los programas también desde el punto de vista técnico

Quino Ceular, en el estudio de Intimidad Radio. / Foto: JP
Quino Ceular, en el estudio de Intimidad Radio. / Foto: JP

Una emisora cordobesa, cercana, solidaria y comandada por una persona invidente. Es Intimidad Radio, “la radio del bienestar” que se puede escuchar en el 106.4 FM. Su alma mater es Quino Ceular, de 46 años, quien la puso en marcha en 2013 cumpliendo así un sueño que tenía desde pequeño.

Quino nunca vio con el ojo derecho y quedó también ciego del izquierdo con el paso de los años por un problema degenerativo de retina congénito. Pero fue precisamente que su vista menguara lo que lo acercó cada vez más a la radio. “Aunque de niño veía televisión me perdía muchos detalles y de forma casi inconsciente mi infancia empezó a llevarme a la radio” y, más adelante, “la radio me dio la fuerza para asumir la pérdida de visión que iba teniendo, me dejó el camino abierto”, cuenta Quino a La Voz de Córdoba en el estudio de su emisora, situada en el barrio de Ciudad Jardín.

A él siempre le pareció que este medio de comunicación tenía magia. Por eso con 8 años ya era radioaficionado y con solo 11 jugaba a hacer sus propios programas y presentar canciones. “La primera radio experimental la tuve con 12 años y llegaba a tres o cuatro casas arriba y abajo de la mía”, recuerda. Aunque fue con 17 años cuando comenzó su periplo por varias emisoras, comenzando en la municipal de La Rambla y pasando por la de la ONCE y Onda Cero, entre otras.

En 2013 se planteó sacar adelante su propio proyecto aprovechando los conocimientos adquiridos y así surgió Intimidad Radio, que Quino señala agradecido que no sería posible sin muchos amigos como José María Romero y una lista interminable que cita y que le han ayudado a hacer su sueño realidad.

Lo más admirable de todo es que Quino no es un simple locutor que transmite experiencias o conocimientos hablando al micrófono sin más. Él saca adelante sus programas de principio a fin, es decir, montando los equipos y las mesas de sonido y ensamblando cables cuando a menudo hace exteriores, subiendo fotografías a redes sociales de la emisora así como escribiendo sus guiones con un teclado de ordenador convencional en bloc de notas que gracias a un programa informático luego escucha para entrevistar a sus invitados.

Este locutor opina que “en la vida casi todo es proponérselo”. Por eso, después de haber trabajado como vendedor de la ONCE se formó como estenotipista y trabajó en la Audiencia Provincial de Córdoba y Málaga. Para aprender estenotipia se vio obligado a ponerse las pilas y comenzar a manejarse con los ordenadores, primero con MS-DOS y luego con Windows y los programas adaptados para invidentes.

Quino Ceular en el estudio de Intimidad Radio. / Foto: JP

“Cuando necesito una aplicación lanzo un SOS a mis amigos y nos sentamos una tarde y probamos varias hasta que damos con la que puedo usar”, dice. Esto le lleva mucho tiempo, dedicación, esfuerzo “y mucho cariño por la radio porque para hacer lo mismo me cuesta tres veces más que a otras personas”, detalla Quino, quien se define como una persona a la que le gusta ser independiente y que es un luchador y buscavidas. Así, “buscándole las vueltas a las aplicaciones y con maña” cuenta que saca adelante Intimidad Radio desde que comenzó su andadura.

Su emisora intenta que la gente lo pase bien, musicalmente tiene una misión de agradar y que las personas levanten el ánimo y disfruten. “Intentamos sacar una sonrisa de la gente”, precisa Quino, que no dice que no cuando lo llaman para colaborar con eventos solidarios, y así ha hecho programas colaborando con Cáritas, Banco de Alimentos, el Teléfono de la Esperanza o festivales benéficos, que se compaginan con música rock, pop o dance que completan la programación de Intimidad Radio, o con música chill-out en Intimidad Relax.

Además, esta emisora tiene otro apartado muy importante y que igual que lo anterior le está dando muchas satisfacciones a Quino Ceular. Se trata de su proyecto para colegios e institutos, donde ofrece charlas sobre la radio y hace programas con la participación de los alumnos de todas las edades. Cuenta este locutor que se sorprenden los profesores y los estudiantes cuando lo ven desenvolverse sin ayuda de nadie.

Este proyecto educativo comenzó cuando un profesor amigo suyo lo invitó a ir a su instituto en Montalbán en 2017 y ya ha pasado por más de 30 centros y ha llegado a miles de alumnos. Pretende así Quino dar a conocer la radio a los más jóvenes para que se aficionen como él lo hizo de pequeño y siempre, apunta, “sin intención de quitarle espacio ni audiencia a nadie”, solo de aportar y sumar. Aunque también, sin pretenderlo, dando Quino Ceular un ejemplo de superación y demostrando que la discapacidad, como la suya visual, no incapacita para alcanzar metas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here