El Hospital San Juan de Dios pone en marcha la Unidad de Acompañamiento en el Duelo


Este servicio, que surge a iniciativa del Área de Humanización, pretende ayudar a superar situaciones de pérdida tanto a los familiares como a los propios pacientes

Parte del equipo de la Unidad de Acompañamiento en el Duelo del Hospital San Juan de Dios de Córdoba./Foto: LVC
Parte del equipo de la Unidad de Acompañamiento en el Duelo del Hospital San Juan de Dios de Córdoba./Foto: LVC
Parte del equipo de la Unidad de Acompañamiento en el Duelo del Hospital San Juan de Dios de Córdoba./Foto: LVC
Parte del equipo de la Unidad de Acompañamiento en el Duelo del Hospital San Juan de Dios de Córdoba./Foto: LVC

El Hospital San Juan de Dios de Córdoba ha puesto en marcha la Unidad de Acompañamiento en el Duelo, un servicio más para ayudar a superar las posibles situaciones de pérdida que se produzcan tanto a los familiares como a los propios pacientes.

El Superior del centro de la Orden Hospitalaria, Isidoro de Santiago O.H., explica que este servicio surge a iniciativa del Área de Humanización y aúna la sensibilidad de los profesionales con su preparación para contribuir a paliar situaciones dolorosas que impliquen una pérdida, más allá del fallecimiento. 

“Existen circunstancias difíciles de superar por las personas, en las que un apoyo especial, profesionalizado y específico contribuye a que puedan asimilarlo mejor. La creación de esta Unidad responde a nuestro objetivo de atender con calidad y calidez a nuestros pacientes y sus familias, así como a la atención integral que les brindamos”, subraya el Hermano Superior. 

En este sentido, la Unidad está compuesta por profesionales con amplia formación en Cuidados Paliativos; Bioética, Pastoral y Psicología y trabajará bajo un protocolo específico con el que se pretende involucrar a todos los profesionales, para que resulte más fácil detectar cuándo una familia o un paciente puede necesitar del apoyo de la Unidad. Aunque en principio las áreas de actuación más identificadas son las de Cuidados Paliativos, UCI y Maternidad, la idea es actuar en cualquiera de los servicios del Hospital, siempre que sea necesario. Además, dicho servicio, también estará abierto a los profesionales del centro que requieran del mismo. 

El duelo, más allá de la muerte

“No podemos centrarnos solo en el fallecimiento. Existen situaciones que implican una pérdida para los propios pacientes: una amputación, un ingreso en soledad sin familiares, etc., que requieren de un apoyo extra”, cuenta Sonia López, coordinadora de la Unidad quien añade que la idea es crear grupos de ayuda, con una serie de sesiones que se realizarían en el propio centro “enfocados a la escucha y a que las personas afectadas por la pérdida, puedan compartir experiencias similares, que les ayuden a superar las suyas propias”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here