Un clima adverso caracteriza el año agrícola 2018-2019


Los litros caídos en abril "arreglaron un poco la situación para los cereales"

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha aprovechado el inicio de año para llevar a cabo una valoración del curso agrícola 2018-2019 el cual ha valorado como un periodo de clima “imprevisible y adverso”. En la pasada primavera los tan solo 153 litros recogidos y el ascenso de las temperaturas medias supusieron un problema para las dehesas, el olivar y la ganadería, aunque tras este mal estacionamiento ha destacado que los 92 litros caídos en abril “arreglaron un poco la situación para los cereales”.

Las mencionadas condiciones climáticas durante el mencionado año agrícola, provocaron una bajada en la superficie del trigo duro del 30%, así como del girasol de un 3,5%. Sin embargo desde Asaja han destacado la importante cosecha olivar en el mencionado año, cifra que ha alcanzado las 180.000 toneladas comercializadas solo de aceite procedente de la provincia de Córdoba, aunque según las previsiones durante el presente año agrícola esta producción caerá un 40%. En lo que se refiere al olivar y más concretamente a la producción de aceituna de mesa, preocupa a Asaja los aranceles del presidente estadounidense Donald Trump, unos aranceles que produjeron entre enero y junio de 2019 una recaudación alarmantemente inferior a la del año anterior, concretamente esta fue de 19,44 millones de euros frente a los 36 millones del mismo periodo de 2018. En este sentido, Fernandez de Mesa ha hecho un llamamiento a la promoción de la aceituna y el aceite de oliva por parte de la administración, hecho que ya se lleva a cabo con el equivalente alimenticio en estados unidos, la almendra, en cuya promoción se invierte “diez o doce veces más”.

En lo que respecta a la ganadería, desde Asaja han querido destacar la problemática de la ganadería en lo que han llamado “crisis del campo” donde se está produciendo un mayor gasto en pienso y agua por la subida de los precios de estos, frente a un descenso de los precios en los sectores vacuno y ovino, una crisis en la que la excepción la crea el ibérico que ha dejado mejores datos en el sector. 

Tras hacer referencia a los aspectos climáticos que han afectado al último año agrícola, Fernández de Mesa ha querido hacer alusión al cambio climático comparando los datos de 1973 con 2018 y quitando importancia a las alteraciones climáticas diciendo que “tenemos una climatología errática” así mismo a mencionado en este aspecto su propia experiencia “yo recuerdo, como agricultor, años en los que he hecho una siembra en otoño con una sequía esperpéntica, años en los que he hecho una siembra que ha habido una cantidad de agua que se ha estropeado una cantidad de semilla de miedo”. En este aspecto del cambio climático, Fernández de Mesa ha hecho un llamamiento a que se valore de forma justa los perjuicios y beneficios de la agricultura en la contaminación, para ello ha ofrecido datos donde las emisiones agrícolas suponen  solo un 14% del total frente a los beneficios que esta tiene, como es el caso de la alimentación poblacional, así como la captación del CO2 que las plantaciones llevan a cabo que solo en la provincia de Córdoba suponen las emisiones de 45.000 coches al año según datos de Asaja.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here