El espectáculo de Cruz Conde frena la gran caída de ventas esperada para esta Navidad

44

En algunos comercios han subido las ventas y se congratulan de que los ha conocido gente de barrios y la provincia que no solía ir al Centro, aunque otros establecimientos dicen que han vendido menos

Calle Cruz Conde tras las fiestas. / Foto: JP
Calle Cruz Conde tras las fiestas. / Foto: JP

Pasadas las fiestas de la Navidad, gran parte de los comerciantes de Cruz Conde y su entorno están muy contentos con los resultados del nuevo alumbrado instalado por el Ayuntamiento, unos porque han tenido más clientes y otros porque se han promocionado entre personas que no los conocían hasta que han ido al Centro a ver el espectáculo de luz y sonido y se han paseado viendo escaparates y entrando a las tiendas. Pero no todo son alegrías, hay cara y hay cruz en esta moneda, pues también existen establecimientos que aseguran que han vendido menos que otros años o lo mismo porque ha habido mucha afluencia pero no se ha traducido en ventas.

Ese contraste lo ha percibido y recogido en un informe que ha enviado al Ayuntamiento el grupo de 72 establecimientos comerciales y hosteleros que se han unido en ‘Navidad iluminando juntos’. Según reconoció a La Voz de Córdoba Pedro Jiménez, miembro de dicho grupo, ha habido “muchísima” afluencia de público de barrios de la capital “que hacía tiempo que no subía al Centro” así como de la provincia y el alumbrado ha sido “maravilloso”. Pero hay de todo entre los comercios. Así, entre los que han visto subir sus ventas, estas lo han hecho un 20 por ciento, con un caso del 40 por ciento, pero también ha habido otros casos con bajadas en la misma horquilla entre el 20 y el 40 por ciento.

En la hostelería, la tónica general ha sido que ha habido más venta que otros años pero quizá no tanta como cabría esperar en comparación con la masiva llegada de potenciales clientes a ver las luces. En un bar concreto cuyo nombre prefiere no desvelar Jiménez el aumento ha sido del 50 por ciento. Este hombre reconoce, en cualquier caso, que sin la gran afluencia de personas a Cruz Conde y su entorno para ver el alumbrado “habría habido menos venta”.

En eso está de acuerdo Manuel Blasco, presidente de Centro Córdoba, quien indicó a este periódico que “las expectativas que teníamos era de bajada de venta muy brutal para la campaña de Navidad”, y finalmente ha habido bajada en general “del 4 por ciento respecto a 2018” pero ha sido menor de la que se esperaba gracias al espectáculo de Cruz Conde que esta asociación llevaba reclamando varios años. El alumbrado, señaló Blasco, “ha vendido Córdoba y el Centro de la ciudad. Ha venido mucha gente, más de la que podíamos esperar, ha superado las expectativas”, y ha hecho que “la bajada de ventas que se esperaba para este año y que era mucho mayor que en años anteriores” se haya frenado.

Pero más allá de datos generales, La Voz de Córdoba ha querido preguntar este jueves en numerosas tiendas y bares de la zona para ver cómo ha influido en lugares concretos el alumbrado. Entre los que alaban las bondades del espectáculo de luz y sonido se encuentran la tienda Dos Gardenias y Herzzo. En la primera, la encargada cuenta que “estamos muy contentos, el año pasado fue deprimente”. En este caso, ha abierto incluso todos los domingos del mes porque “había mucho público” y “un poco más se ha vendido”. En Herzzo, el dependiente señala que el alumbrado de este año “hacía falta” porque “mucha gente ha venido al Centro y ha entrado a la tienda y han preguntado por productos, ahora esperamos que vuelvan porque ya nos conocen”. La opinión de este hombre, que lleva “cuarenta años en la tienda”, es que “ el Centro iba para abajo y ha resurgido”.

En Rizo dicen estar agradecidos al alcalde por el alumbrado de Cruz Conde, porque aunque no ha habido un importante crecimiento de ventas en su caso, “algo ha caído”, si bien reconocen que la gente iba más bien a pasearse en vez de a comprar pero “eso no es culpa del alumbrado sino de que no hay dinero y de que hay miedo por la situación política” del país, señalan las dos mujeres que atienden en este comercio.

En Miguel Peris, Raquel, una de las dependientas, califica lo que ha ocurrido como “una alegría”. “En veinte años que llevo en el Centro no he visto ningún año con tanta gente como éste”, aunque no puede pronunciarse sobre cómo ha influido eso en las ventas. También se muestran alegres en El Palacio de los Caramelos, cuya encargada hace hincapié en que “mirabas la cara dela gente en Cruz Conde y era de felicidad”. Esta mujer opina que el alumbrado “ha traído más vida a la ciudad”.

La mayoría de los bares y cafeterías en los que La Voz ha preguntado también han tenido más ingresos las semanas que ha estado encendido el alumbrado de Cruz Conde. En los “100 montaditos” reconocen que tras ver las luces, muchas personas “venían a tomarse una cervecilla”. Muy cerca de este local está otro, el Échate pa allá, cuya responsable dice que la experiencia de estas Navidades ha sido “genial” después de tantos años “con tanta cutrería”. Sus camareras están con ella en que el alumbrado ha hecho “que los bares se llene más”.

Eso ha ocurrido en Qué bola, que han notado “un bajón importante” en la clientela desde que no hay espectáculo hace ya unos días. Un bar de tapas cercano como es La Cortijera también ha visto descender el público tras las fiestas y un camarero cuenta que la terraza estaba llena los días de alumbrado y la venta ha ido “mejor”. Y positivo ha sido también el espectáculo de luz y sonido para la administración de loterías San Álvaro, cuya encargada cree que el alumbrado “ha sido un éxito”.

Pero no todos están igual de contentos. En la cervecería La Favorita hacen mucho hincapié en que tuvieron que quitar los veladores el primer día de espectáculo en Cruz Conde y eso les perjudicó mucho y aunque dicen que se ha notado mejoría el resto de días y han contratado un camarero más para las fiestas, creen que el aumento en la venta es achacable en su caso a varios factores y no solo al alumbrado.

Sobre los veladores se muestran también molestos en Bar Marta y en Yogurberry porque han tenido que quitar las mesas de la calle Cruz Conde mientras se encendían las luces por motivos de seguridad ante tanta afluencia y cuentan que les ha perjudicado en la venta. La tienda de bebé La canastilla de María tiene la misma experiencia, su tendera dice que “no se ha notado nada” que hayan puesto mejores luces en Cruz Conde. Incluso en una zapatería que prefiere que no salga su nombre explican que es posible que hayan vendido “menos que el año pasado” aunque en general reconocen sus responsables que el alumbrado ha sido positivo para muchos y esperan que se repita en años próximos.

Y también hay una petición por parte de la administración de loterías del número 24 de la calle Cruz Conde y es que “cuando quiten el alumbrado siga habiendo luz en la calle, eso sería perfecto y es lo único que voy a comentar”, sentencia el vendedor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here