IU y Podemos cuestionan el proceso selectivo del profesorado de los colegios concertados


El Ayuntamiento apoya con los votos de PP, Ciudadanos y Vox la libertad de enseñanza y el derecho de los padres a elegir centro

Colegio concertado La Salle. / Foto:LVC
córdoba
Colegio concertado Salesianos. / Foto: LVC

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba debatió este viernes dos mociones presentadas por el PP, Ciudadanos y Vox, la primera, y por IU, la segunda, sobre la enseñanza. Los primeros partidos abogaban por la defensa de la libertad de enseñanza y, por ende, apoyaban la concertada, algo que fue aprobado por la mayoría que representan en el Pleno, y la moción de IU defendía la pública frente a la concertada.

Así, aunque desde el PP, Ciudadanos y Vox no se atacó a la educación pública en ningún momento, desde IU y Podemos sí fueron en contra de la concertada al cuestionar el proceso selectivo de docentes en sus colegios. La portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, dijo literalmente que los profesores de este tipo de colegios son “seleccionados a dedo, se entra siendo familiar y amigo” de quienes trabajan allí.

En el debate comenzó tomando la palabra la concejal de IU Amparo Pernichi, quien consideró que “los conciertos en algún momento tuvieron justificación pero ya no, en los años 80 se le dio naturaleza concertada a centros privados, ahora que la demografía está en descenso parece que no se deban mantener esos conciertos” y  con la crisis “los recursos deberían financiar a los centros públicos que tienen carencias muy significativas en infraestructuras y necesitan inversión potentísima por parte de la Junta”.

Pernichi había acusado antes del Pleno a la derecha de “disfrazar de libertad lo que es un negocio privado”. Aludió a Europa y señaló a Francia y Alemania como ejemplo de países en los que la concertada apenas está presente cuando en Córdoba “hay tres centros privados y los demás de iniciativa privada están concertados”.

Por otro lado, indicó que la jurisprudencia apoya la libertad de elección y formación religiosa y moral, pero “no dice que tengamos que pagarlo entre todos con fondos públicos”, y cuestionó a los profesores de los centros concertados al no haber pasado un proceso selectivo de oposición.

En la misma línea se expresó la portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, quien dijo que “no estamos en contra de la enseñanza privada, estamos en contra de que se pague con fondos públicos”. Aseguró que la derecha hace una mala interpretación de la Constitución Española, y propuso contratar profesorado de todas las religiones en todos los centros para garantizar la libertad religiosa en la educación. “O sacamos adoctrinamiento de cualquier religión de los centros escolares” o se debe sufragar “centros de religión evangelista, mahometana y budista”, opinó Pedrajas, quien acusó a la concertada de segregar y discriminar.

Marián Aguilar, concejal del PP, consideró que se estaba hablando “una cuestión de derechos fundamentales” que amparan la Constitución y sentencias judiciales además de otras leyes y documentos oficiales. “Defender la concertada no significa arrinconar ni degradar a la escuela pública” dijo para añadir que hay que “avanzar a una sociedad plural y desarrollada, no hacia una sociedad excluyente”.

Por parte de Vox, su portavoz Paula Badanelli, expresó que “defendemos la libertad en general y en concreto la de los padres para elegir dónde quieren que estudien sus hijos”. Este es un “principio básico en el que todos deberíamos estar de acuerdo”, comentó Badanelli, pues “el dinero público es de todos y ese dinero también se debe destinar a pagar la educación de los hijos de quienes deciden llevarlos a un centro concertado”.

Esta edil también señaló que “me apena que se vayan cerrando líneas en colegios públicos”, pero animó a la izquierda a preguntarse “por qué los padres prefieren la enseñanza concertada frente a la pública, lo importante es que el servicio se preste con calidad y eficiencia y no quién lo preste, a lo mejor el problema está en el excesivo intervencionismo e injerencia de la Administración”, sentenció.

Por parte de Ciudadanos, Isabel Albás, se mostró “a favor de libertad de elección de centro educativo, la escuela concertada es complementaria, no entiendo ese enfrentamiento contra la escuela concertada”, y le reprochó a Podemos que “haya puesto en duda la capacidad de los profesores de la concertada, yo defiendo las dos escuelas, son complementarias, no llegaré a entender ese enfrentamiento, importante en estado de Derecho que los padres podamos elegir”, dijo. Por este motivo, continuó defendiendo que “el Estado tiene que garantizar financieramente la existencia de centros públicos y concertados”.

El concejal del PSOE José Antonio Romero reprochó a PP y a IU que llevaran al Pleno las mociones sobre la enseñanza porque eso es, a su entender, “enfrentar a los ciudadanos, el colegio no está para marcar ideas políticas ni religiosas, está para enseñar”. Sin embargo, opinó que los padres podrán elegir en igualdad de condiciones colegio “cuando la pública tenga la mismas instalaciones y la misma inversión” y acusó al PP de querer hacer negocio con un derecho como el de la educación.

En el Pleno intervino una representante de la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), quien recordó que la “libertad de elección tiene su espíritu en la libertad de enseñanza recogida en la Constitución”. “Las familias buscamos la calidad educativa para nuestros hijos”, dijo. También intervino un representante de Ustea, que acusó a la educación concertada de ser “clasista”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here