Todas las imágenes del Belén napolitano de la Fundación Cajasol

157

Realizado por miembros de la Asociación Cultural Belenista, cuenta con más de 90 figuras humanas y de animales y escenas que siguen la tradición de Nápoles con algún guiño a Córdoba

Belén napolitano de la Fundación Cajasol. / Foto: JP
Varias personas visitan el Belén napolitano de la Fundación Cajasol. / Foto: JP

La Fundación Cajasol abre este jueves y hasta el próximo 5 de enero el Belén napolitano que ha instalado en su sede de Ronda de los Tejares número 32 la Asociación Cultural Belenista de Córdoba. Se trata de varias escenas que recrean los belenes del Nápoles del siglo XVIII y que incluyen algún guiño a Córdoba y cuyos artífices han sido Lola García-Pantaleón y José Gavilán ayudados por otros miembros como ellos de la asociación de belenistas.

Toda la escenografía del Belén está hecha a mano, de manera artesanal, con corcho pintado, madera e hierro, y en ella se distribuyen 60 figuras humanas y 30 de animales. Muchas de ellas son de los artesanos José Luis Vázquez y Lilia Bryl. Lo que allí ocurre es el sueño de Benigno, un pastor que cansado de la jornada en el campo duerme bajo el misterio y sueña que Jesús nace en Nápoles, de ahí que se mezclen escenas del Nacimiento del Niño Dios con otras del Nápoles de la época que se reprresenta.

Así, sobre el pesebre baja un coro de ángeles y los Magos de Oriente adoran al Niño que está en brazos de la Virgen María, acompañada por San José. A un lado del misterio, que se asienta sobre unas ruinas romanas representando el triunfo de lo divino sobre lo pagano, está el pueblo llano y al otro la aristocracia y la realeza.

No faltan escenas típicas como la taberna o el mercado, también hay una capilla y frailes capuchinos. Las ropas de los personajes suelen ser muy ricas, con sedas y bordados, y esto y otras características diferencian este tipo de Belén del hebreo. En este Belén de la Fundación Cajasol se puede ver un balancín donde es transportada por lacayos una dama de la nobleza, o un organillo.

No falta el San Genaro, patrón de Nápoles y presente en todo Belén de estas características, pero también hay un San Rafael. Pastores con rebaños y una mujer que tira por la terraza un cántaro con una cuerda para que le echen cosas para subirlas a su casa conforman otra de las escenas. Y Córdoba está presente también, como se decía, pues se ha reproducido la fuente y la casa de la plaza de San Andrés junto a una muralla siciliana. Asimismo, para la escenografía los artesanos belenistas se han inspirado también en calles napolitanas.

Este Belén, que se comenzó a realizar hace dos años, es un primer paso de lo que la Asociación Cultural Belenista y la Fundación Cajasol quieren que llegue a ser, pues para próximos años se espera contar con más figuras. El horario de visita es de 11:00 a 14:30 y de 17:00 a 21:00, aunque el 24 y 31 de diciembre y 5 de enero será solo de 11:00 a 14:00, y los días 25 de diciembre y 1 de enero estará cerrado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here