Las flores de los patios: ni tan antiguas ni tan autóctonas


Patio de San Basilio 14. /Foto: JC
Patio de San Basilio 14. /Foto: JC

Dentro del ciclo ‘El Patrimonio de la Humanidad de Córdoba en la Real Academia’, en la sesión de ayer se abordó el exorno floral de los patios desde distintos puntos de vista. Las expertas que intervinieron dejaron claro que los ejemplares que se ven en las macetas no son “de toda la vida” ni tampoco se trata de especies propias de la región.

Patio de San Basilio 14. /Foto: JC
Patio de San Basilio 14. /Foto: JC

Así lo señaló Carmen Jiménez, conservadora del Real Jardín Botánico, quien señaló que “la innovación de hoy es la tradición del mañana”. Explicó que en los patios de Córdoba se han catalogado 267 especies incorporadas en los últimos 115 años, así como otras 140 en los últimos 40 años. Por contra, ha señalado que hay especies que se han perdido, como es el caso de la fucsia antigua, o vuelven a verse, como el lilium candidum.

En la sesión, moderada por la académica Mercedes Valverde, la directora científica del Real Jardín Botánico, Enriqueta Martín, ha desmontado otro mito, al señalar que de las 400 especies detectadas, sólo el cinco por ciento tiene el carácter de autóctonas; “el resto, son americanas, fundamentalmente, africanas y asiáticas”. Ademas, salvo el limonero, que está documentado en el siglo X, el grueso de las plantas que cada año se admiran en los patios llegó a España en los siglos XVIII y XIX, incluso en el XX.

La catedrática de Botánica de la UCO, Carmen Galán, por su parte, ha explicado que de las 7.000/8.000 especies que puede haber en España, en Córdoba sólo se localizan entre 600 y 650. Esto provoca que los patios de Córdoba se caractericen por lo que calificó como “pobreza florística”, así como por el dominio del exotismo y la colaboración imprescindible de los elementos arquitectónicos. Galán ha hecho un recorrido histórico por las planta aportadas por cada época, desde el acanto o el boj de los romanos; el nenúfar, la malva real y el naranjo de los árabes; el clavel, la celinda y el jazmín del renacimiento; el dondiego, el hibisco, la verbena y el geranio del barroco, hasta el jazmín de Arabia, las trompetas o la magnolia que se incorporaron al jardín romántico del siglo XIX:

En esta jornada a intervenido también el arquitecto de la Gerencia Municipal de Urbanismo Pedro Caro, quien ha ahondado en los mecanismos contemplados en el PGOU vigente para la protección de los patios. Ha explicado las condiciones arquitectónicas que se exigen para la construcción de toda casa patio -zaguán, galería y patio- y ha reflexionado sobre la necesidad de una reforma del Plan Especial de Protección del Casco Histórico de Córdoba, para actualizarlo y adaptarlo a la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Unesco, así como para flexibilizarlo, porque “no es lo más adecuado” uniformar, por ejemplo las dimensiones de los patios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here