Asómate al balcón, la tuna te canta

170

Rondas, certámenes y viajes -sin olvidar exámenes- son habituales en la Tuna de Derecho, la más activa ahora mismo en Córdoba, donde también se sigue reuniendo en ocasiones la de Agrónomos

Tuna de Derecho de Córdoba. / Foto: TUDC
Tuna de Derecho de Córdoba. / Foto: TUDC

“Cuando la tuna te ronde tres cosas has de tener: una cinta, una botella y el amor a flor de piel”. Así dice la letra de ‘El Borrachito’ que canta la Tuna de Derecho de Córdoba, la que más actividad tiene de las tunas universitarias de la capital en este momento, aunque aquí también está aún viva la Tuna de Ingenieros Agrónomos y Montes, que se resiste a desaparecer, y conserva presencia en redes sociales la de Medicina, con la que este medio ha intentado contactar sin recibir respuesta. En la memoria de la ciudad quedaron otras que fueron grandes tunas como la de Veterinaria. 

La letra de ‘El Borrachito’ habla de las cintas que llevan las capas de los tunos y que forman parte del característico traje negro que recuerda a la forma en la que iban vestidos en las estudiantinas en los siglos XIII y XIV; también hace referencia al tópico de su afición por el beber y, cómo no, a los amores que despiertan en sus noches de ronda. Lo de que lleven cintas es cierto, lo de que les guste beber puede serlo pero no más que a otras personas que no son de la tuna, cuentan en Derecho, y en cuanto a los amores, no es mentira que muchos tunos han conocido a sus parejas cantando y ahora están felizmente casados, aseguran en Agrónomos.

Marcos Reyes es el jefe de la Tuna de Derecho de Córdoba, de la que también forma parte José Enrique Moreno, quien dice sobre lo anterior que “cuando entras en la tuna, la gente te pregunta si se liga”. A una de sus parejas la conoció él porque se asomó al balcón cuando iba con su grupo por la calle pero asegura este joven que ellos no buscan a las chicas para cantarles si no quieren y que suelen ser ellas las que se les acercan cuando los ven paseando para pedirles que les canten. Aunque no solo chicas, también grupos de hombres les piden canciones, por lo cual es habitual que se conozca a mucha gente y se hagan amigos.

Esos son algunos de los privilegios y oportunidades que da pertenecer a una tuna como ésta que se fundó en 1980 y que cuenta con un grupo de diez personas (seis tunos y cuatro novatos), que ellos llaman ‘generación activa’, pero que en realidad está formada en las ocasiones especiales por unas 60 personas, pues según se dice en este mundo estudiantil: “Tuno una vez, tuno siempre”, de manera que a la Tuna de Derecho siguen estando vinculados quienes han pasado por ella. Esto es algo que repite también en la Tuna de Agrónomos uno de sus componentes, Isaac Muñoz, quien afirma que “cuando uno es tuno, es tuno toda la vida”.

El requisito para pertenecer a la Tuna de Derecho es ser o haber sido universitario, aunque sea de otra Facultad. Esto ocurría también en la de Agrónomos, fundada en 1992. Isaac indica que “la mayoría ya somos ingenieros de agrónomos o de montes, pero hemos tenido de todo a lo largo de nuestra tuna. De Veterinaria, de Magisterio, estudiantes del Conservatorio de Córdoba…, porque lo que queríamos transmitir no tenía fronteras dentro de nuestra Escuela”.

En Derecho, esta asociación musical facilita instrumentos (guitarras, bandurrias, laúdes, contrabajo, panderetas o guitarrón mexicano) y sus componentes transmiten sus conocimientos de canto, por lo que se puede llegar sin saber cantar que allí se aprende. Eso sí, quien acuda nuevo debe saber que tiene que pasar por un proceso hasta ser tuno completamente y llevar la beca roja distintiva de la Facultad de Derecho. Al principio, los novatos van disfrazados, algo que les ayuda a no sentir vergüenza con el tiempo.

Precisamente eso es otra cosa que aporta la tuna: el donde gentes y el no ser una persona cortada ya que tienen que hablar ante grandes auditorios o con autoridades y saber desenvolverse y buscarse la vida cuando salen de viaje, una de las experiencias que mas une y los hace sentirse como una familia. Pocos son los países europeos donde no ha estado la Tuna de Derecho llevando el nombre de Córdoba. Portugal, Dinamarca, Noruega, Francia, Suiza, Bélgica y Holanda los han recibido, como también Alemania o Polonia, entre otros.

“La diosa Tuna proveerá”

Marcos Reyes señala que “el Ayuntamiento de Núremberg nos ha contratado tres veces, una en Córdoba con un grupo de alemanes y dos veces allí para actuar en un festival de música”, y a otro festival polaco fueron también como invitados con los gastos pagados. Cuentan Marcos y su compañero José Enrique que en estos viajes, en los que van por su cuenta, ocurren cosas “que si te pasaran sin ir con la tuna, no podrías resolverlas”. Así, recuerdan que cuando fueron a Suiza un compañero echó gasolina a la furgoneta de diésel y hubo que llamar a una grúa. “El segundo día de viaje ya teníamos menos 500 euros, estábamos muy fastidiados”, relatan, pero al llegar a Suiza comenzaron a tocar y cantar y los contrataron para actuar en una boda hindú al pie de los Alpes y la dueña de un hotel los alojó en su establecimiento y les compró discos. Se cumplió así el dicho que tienen: “La diosa Tuna proveerá”.

Tuna de Ingenieros Agrónomos y Montes de Córdoba. / Foto: Tuna de Agrónomos

Lo dice de otra manera desde Agrónomos Isaac Muñoz: “Ir vestido de tuno te abre muchas puertas”. Así, cantando y con ayuda de su Escuela ellos también han viajado por el mundo. “Europa diría que entera y luego hemos cruzado el charco en varias ocasiones, a países como Argentina, Perú o Estados Unidos”. Las visitas a cada ciudad quedan reflejadas con el escudo de la misma en la capa del tuno. 

En el repertorio de los de Puerta Nueva no faltan pasodobles como ‘Luna de España’, ‘Soy Cordobés’, ‘La morena de mi copla’; boleros como ‘Perfidia’ y ‘Alma, corazón y vida’ y música del otro lado del Atlántico como ‘Cielito lindo’. Aunque esta Tuna tan legal canta de todo cuando se anima y el público le pide rumbas de Melendi o Estopa porque “nos gusta contentar a la gente”, dice José Enrique. Y es que un objetivo de la tuna es disfrutar ellos y hacer disfrutar a los demás. En su esencia está la diversión y la alegría. Por su parte, entre las canciones preferidas de Agrónomos están ‘Lía’, de Ana Belén, o ‘Noche hermosa’, ambas en su disco, o su popurrí de chachachás.

Premios en Madrid

Habitualmente, la Tuna de Derecho participa en certámenes como el de hace tres semanas en Madrid, donde se ha celebrado el Circuito Nacional de Tunas de Derecho de España con catorce grupos participantes. Aunque el primer premio se lo llevó Alicante, la de Córdoba ha logrado los premios a mejor pasacalles-ronda y mejores panderetas. Llevaban dos años sin ganar nada aunque otras veces han quedado muy bien como en 2007 en Roquetas de Mar, donde los estudiantes cordobeses fueron los triunfadores. Y es que en su larga trayectoria han ganado numerosos galardones como el de premio al mejor solista de su componente Rafael Chía. Los conservan en una vitrina en su Facultad, de cuyo Decanato han recibido siempre un gran apoyo y ahora especialmente con el Decano Luis Miranda y profesores como la vicedecana Amalia Sánchez, nombrada madrina de la Tuna, y Juan Luis Sevilla.

Para quien quiera verlos en directo, la Tuna de Agrónomos se suele reunir por San Isidro (en mayo). Isaac reconoce que “ahora es más difícil encontrarnos pero nos resistimos a soltar la capa, solemos hacer todo lo posible por reunirnos” en dicha festividad por ser la del patrón de su Escuela, así que aprovechan para ponerse de nuevo la beca morada que los distingue. En el caso de Derecho, dicen que “vamos mucho a pueblos a serenatas, a bodas, cumpleaños, despedidas de soltera, cantamos en hoteles, restaurantes, fincas privadas… a veces nos sorprende la cantidad de gente que nos llama”, dice José Enrique. Para contactar con ellos se puede recurrir a sus redes sociales o su página web www.tunaderechocordoba.es.

Además, suelen estar los viernes o sábados por la noche por el Centro, el Vial Norte o Ciudad Jardín. Siempre menos en verano y en la época de exámenes, porque además de cantar y divertirse, estos tunos también estudian pese a que muchos puedan pensar que llevan una vida de fiesta. El jefe de la Tuna de Derecho es, con su “mejor expediente de la Universidad de Córdoba y premio extraordinario fin de carrera” de su año, buen ejemplo de que se pueden compaginar las dos cosas.

2 Comentarios

  1. Pues si que sigue muy activa la Tuna de Medicina, este fin de semana hemos estado por Madrid, donde hemos ganado el premio nacional de medicina a mejor instrumental de Tuna, y el próximo fin de semana estamos de serenata por Montoro,… Por no decir más… Un abrazo y me alegra ver un artículo relacionado con este maravilloso mundo!

  2. También en Córdoba está la Asociación de Antiguos Tunos Universitarios de Córdoba, de la que depende la Cuarentuna de Córdoba, agrupación musical firmada por antiguos Tunos miembros de esta Asociación. Tienen su Sede Museo en la emblemática casa patio de San Basilio 44. Patrimonio de la Humanidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here