Sin escatimar para los difuntos


Los cordobeses dedican este mes parte de su dinero a flores para el cementerio. Cada vez se venden más de tela, que se llevan variadas en tonos claros o pastel, aunque no pasa de moda el clavel

Una dependienta de 'Jardín de Fátima' coge flores naturales para preparar un centro. / Foto: JPS
Variedad de flores artificiales para los difuntos en una tienda de la capital. / Foto: JPS

Se acercan los días de Todos los Santos y Fieles Difuntos, que se celebrarán a finales de esta semana, pero los cordobeses han comenzado hace tiempo a preparar las flores que llevarán a los cementerios de la capital para honrar a sus seres queridos que ya no están con ellos. Después de dejar este mundo, es una de las pocas cosas que se pueden hacer por los que han muerto: recordarlos llevando flores a su tumba. Por este motivo, quienes siguen esta tradición no escatiman en gastos.

Así se desprende de la experiencia que cuentan en varias floristerías de la capital con las que se ha puesto en contacto La Voz de Córdoba. Sus dueños y vendedores aseguran que, aunque siempre hay excepciones, quienes llegan a encargar ramos de flores para llevar a las tumbas van con una idea clara de lo que quieren o se decantan por algunas de las flores que han visto en la tienda sin que suela importar el precio, que en algunos tipo de flor, como el clavel, varía y aumenta llegadas estas fechas.

Puri León, de ‘Puri León Floristas’, tienda ubicada en Levante, asegura que la gente “se gasta lo que haya que gastarse porque es una vez al año y es lo único que pueden hacer por sus seres queridos”. En la misma línea se pronuncia Isabel Haro, propietaria de la floristería ‘La Viñuela’, situada frente al cementerio de San Rafael. Ella añade que “la gente se gasta su dinero para que le duren las flores todo el año”. Y Rafael Barón, de floristería ‘Los Patios’, en Edisol, detalla que “muchas son flores de decoración, que son algo mas caras pero trae cuenta, incluso “hay gente que me comenta que le da pena quitar las del año pasado porque están como nuevas porque es flor de calidad”.

Y es que la flor artificial cada vez más gana la partida a la natural, aunque sigue habiendo mercado para los dos tipos. En la floristería ‘Ramón Luque’, de Ciudad Jardín, su vendedor, Miguel Ángel, explica que en su caso la proporción en la venta es de 70 por ciento flor de tela frente a un 30 por ciento del tiempo. “Lo artificial se vende más ya que lo natural”, señala igualmente Isabel Haro. En la floristería ‘Los Patios’ han notado también este año un aumento de flor artificial frente a la natural. Así lo explica Rafael Barón, quien apunta a que desde primeros de octubre la gente ya ha ido a encargar flores, e incluso antes han notado crecer los encargos en ‘Ramón Luque’.

Eso ha ocurrido en todas las tiendas consultadas por este periódico, las ventas comienzan muy pronto. En ‘Jardín de Fátima’, floristería situada en el barrio de este nombre, Mercedes López dice que a fecha de este lunes ya han terminado prácticamente las peticiones que le hacen de flor artificial y esta semana de los Santos y Difuntos se vende ya mucho la natural. En su caso, cuenta que los clientes tienen la costumbre de poner para estos días señalados flores del tiempo a sus difuntos y luego, cuando se han secado, van y las cambian por las que ya han comprado de tela para que les duren todo el año.

Una dependienta de ‘Jardín de Fátima’ muestra una jardinera en tonos rosas. / Foto: JPS

Sin embargo, en ‘Puri León Floristas’ han notado que “ya hay mucha gente que solo le pone el artificial, que es más cara que la natural” si la quieres buena. Y en esto también hay modas. Cuentan en ‘La Viñuela’ que el 90 por ciento de clientes quiere flores variadas. Igual ocurre en ‘Jardín de Fátima’, donde quienes van a comprar piden cada vez más ramos con flor variada y no de un solo tipo. En el caso de las de tela, este 2019 se llevan mucho colores empolvados, cuentan aquí. En Floristería ‘Los Patios’ hablan de que se están vendiendo mucho los tonos claros y suaves, algo que también ocurre en ‘Puri León’.

En flor natural ha habido cambios con los años. Si antes solo se vendían claveles, clavellinas y gladiolos básicamente, ahora han entrado en escena otras variedades como lilium, gerberas, astromelias, lisianthus, statice, nardos o rosa spray. Pero siempre hay quien sigue fiel a los crisantemos y sobre todo, al clavel, que sigue siendo una de las especies más demandadas, y las suelen pedir en rojo o blanco preferiblemente.

Y es además una de las flores cuyo precio sube más en las vísperas del día de Todos los Santos, desde hace ya una o dos semanas. Lo hace en torno a un euro y medio la docena de media el clavel que viene de Colombia, que es el que más usan las floristerías consultadas, pues según cuentan sus dueños, dura más en estas fechas y aunque sean má caro que el nacional los clientes los prefieren. En cualquier caso, en floristería ‘Los Patios, aseguran que “este año la subida es bastante suave, no va a haber una locura de cambio de precio”.

En esta tienda de Edisol cuentan que hay clientes que piden cosas especiales para sus difuntos bien “porque le gustaba un color determinado o un tipo de flor concreta”. Así, recuerdan que el año pasado hicieron centros con anthurium azul y otros ramos en tonos morados y también con flor verde. Igual cuenta que pasa en ‘Puri León’, donde hacen “trabajos especiales que nos encargan y pedimos la flor especial para eso como cuando vendes para una novia”.

En todas las floristerías, la celebración de Santos y Difuntos supone una de las épocas de mayor venta. En ‘Puri León’ calculan que los ingresos de esta campaña suponen el 30 por ciento de todo el año, y es superior a otras épocas señaladas como Navidad, Día de la Madre o San Valentín, que también son momentos de mucha demanda. Y en este sentido se pronuncian en ‘La Viñuela’, donde su dueña compara lo que es la venta de flores para los Santos y Difuntos con la venta de juguetes para el periodo de Reyes, el momento del año “más fuerte”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here