Profesionales del Castilla del Pino imparten un taller de reanimación cardiopulmonar

157

Personal de enfermería de este centro sanitario han expuesto las principales técnicas de reanimación cardiopulmonar existentes para dotar a los participantes de las habilidades necesarias

Taller de reanimación cardiopulmonar./Foto: LVC
Taller de reanimación cardiopulmonar./Foto: LVC
Taller de reanimación cardiopulmonar./Foto: LVC
Taller de reanimación cardiopulmonar./Foto: LVC

Profesionales de enfermería del centro de salud Carlos Castilla del Pino del Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir han impartido un taller de reanimación cardiopulmonar dirigido a profesionales de la residencia para personas con discapacidad gravemente afectadas de la Federación de Asociación de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (Fepamic).

Personal de enfermería de este centro sanitario han expuesto las principales técnicas de reanimación cardiopulmonar existentes para dotar a los participantes de las habilidades necesarias para actuar ante una parada cardíaca y poner en marcha la denominada “cadena de supervivencia” en el menor tiempo posible, según ha informado la Junta en un comunicado.

De igual manera, los asistentes al taller han recibido información sobre cómo reconocer situaciones de emergencia (pérdida de consciencia, desvanecimientos y situaciones de urgencia vital); protocolos de actuación ante estas situaciones; recursos sanitarios disponibles en estas urgencias; técnicas de reanimación cardiopulmonar; actuación en obstrucción de vías respiratorias por atragantamiento y uso correcto del desfibrilador automático. Por último, se han realizado prácticas ante estas situaciones, secuencia correcta de actuación con y sin desfibrilador.

Según los datos del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, los cinco minutos posteriores a una parada cardiorrespiratoria resultan cruciales para el paciente, ya que en este tiempo la falta de oxígeno y sangre en el cerebro pueden causar daños irreversibles e incluso la muerte. Por este motivo, es fundamental que, ante un suceso de esta índole, la persona que tiene el primer contacto con el afectado sepa intervenir rápidamente, alertando a los equipos de emergencias sanitarias y aplicando entre tanto las técnicas de soporte vital con las que se inicia la cadena de supervivencia.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente.

En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here