Satse reitera su rechazo al Decreto de cargos directivos


Considera que genera serias dudas en su intencionalidad al abrir la posibilidad de acceder a puestos directivos a personas ajenas al Sistema Sanitaria Público

satse
Protesta de Satse. /Foto: LVC

 El Sindicato de Enfermería, Satse, en Córdoba ha vuelto a rechazar en la Mesa Sectorial de Sanidad la propuesta de Decreto por el que se regulará la provisión de puestos directivos y cargos intermedios de los centros sanitarios del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Satse denuncia que el SAS “ha obviado las aportaciones presentadas por las organizaciones sindicales desde que se presentó por primera vez en la Mesa Sectorial el pasado mes de agosto, donde ya contó con un rechazo casi unánime”.

satse
Protesta de Satse. /Foto: LVC

En este sentido, el Sindicato de Enfermería “ha lamentado la falta de diálogo de la administración sanitaria en esta materia que impide al sindicato, mayoritario de la Mesa Sectorial, avalar la propuesta de Decreto que, de hecho, el SAS ha decidido tramitar casi de forma unilateral ya que sólo ha contado con el respaldo de un sindicato”.

En concreto, el Sindicato de Enfermería había exigido garantías de que los profesionales enmarcados en Titulaciones de Grado del grupo A2, entre las que se encuentran Enfermería o Fisioterapia, podrán optar a estos puestos y cargos en condiciones de igualdad. Con este fin, Satse solicitó en Mesa Sectorial que se especificara qué categorías y puestos podrían acceder a los cargos directivos e intermedios, para evitar discriminaciones que posteriormente acaben en los tribunales.

Sobre esta cuestión, Satse recuerda que “la falta de regulación en esta materia ha provocado situaciones como la generadas por la Dirección del Distrito Sanitario Sevilla apartar de sus puestos de dirección de Unidades de Gestión Clínica (UGC) a enfermeras, sin mediar sentencias ni causas objetivas que lo justifiquen”. 

Cese de enfermeras

El Sindicato de Enfermería ya denunció que la falta de regulación “ha facilitado las maniobras del Distrito para cesar y forzar la dimisión de hasta siete enfermeras que ocupaban puestos de Dirección de Unidades de Gestión en centros del Distrito Sanitario Sevilla, profesionales todos ellos de contrastada solvencia con más de una década en algunos casos de experiencia en la gestión y contando en casi todos los casos con la acreditación de sus centros por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía”.

A juicio de Satse, “es claramente demostrable que la gestión realizada por los profesionales de enfermería en puestos de dirección ha sido totalmente satisfactoria, estando capacitados y formados en la materia de gestión y competencias de dirección en sus currículum académicos”. Considera este sindicato que supone además “un valor añadido el que dichos puestos sean ocupados por enfermeros, ya que facilitan la integración de todos los profesionales en un trabajo necesariamente multidisciplinar, promoviendo el trabajo en equipo y obteniendo mejores resultados en medidas de calidad y eficiencia”.

Por eso, el Sindicato de Enfermería entiende que “se pierde la oportunidad de modificar la norma para garantizar el acceso de los profesionales del Grupo A2 a puestos directivos y cargos intermedios en igualdad de condiciones, petición que se realizó en Mesa Sectorial y que el SAS relega a una posterior negociación del futuro decreto de plantillas”.

Ajenos al sistema

De otra parte, el Decreto de provisión de puestos directivos y cargos intermedios genera serias dudas en su intencionalidad al dejar abierta la posibilidad de acceder a puestos directivos a personas ajenas al Sistema Sanitaria Público o la eliminación del requisito de exclusividad para los profesionales designados para un cargo intermedio.

Por todo ello, el Sindicato de Enfermería ha vuelto a rechazar, como ya hizo en la reunión del pasado mes de agosto, el Decreto de provisión de puestos directivos y cargos intermedios de los centros sanitarios del SAS por su falta de concreción y los numerosos aspectos que deja abiertos a futuras negociaciones de otros decretos como el de plantillas o el de retribuciones.

Concluye Satse asegurando que, de no introducirse modificaciones durante su tramitación, se reserva su derecho a emprender las acciones legales que estime oportunas contra una norma que considera “lesiva para enfermeras y fisioterapeutas en particular y para el Sistema Sanitario Público andaluz, en general”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here