Aquí se comen dos platos y postre y se bebe por 5 euros


La calle Felipe II, en Ciudad Jardín, cuenta con dos de los mesones más baratos de Córdoba, La Venta y Rincón Taurino, enfocados a servir menú para más de 300 personas entre ambos cada día

Un camarero prepara la mesa en el Rincón Taurino. / Foto: JPS
Antonio Peláez prepara la comida del menú del Mesón La Venta. / Foto: JPS

Comer dos platos, con pan, bebida y postre por poco dinero y en buenas condiciones es posible en Córdoba. Dos referentes de ello son el Rincón Taurino y el Mesón La Venta. Ambos ofrecen el menú del día por 5 euros y ambos están en Ciudad Jardín, en la calle Felipe II, uno frente al otro, pero los dueños de estos bares cuentan que no son competencia, hay clientes para llenar los dos salones todos los días.

La comida se puede consumir allí o se puede llevar a casa por el mismo precio. Y si solo se quiere un plato el importe es de 3,50 euros. Todo ello hace que acudan hasta esta calle, desde la que se divisa la Plaza de Toros, cada día decenas y decenas de personas para almorzar o incluso cenar.

Antonio Peláez es el dueño de La Venta y encargado en cocina y salón. Lleva abierto desde 1985 y ya entonces ofrecía menú del día por 215 pesetas. Esta cantidad fue creciendo con el precio de la vida hasta situarse en 2008 en 5 euros y desde entonces no ha aumentado más. Cuando comenzó a mediados de los años 80 Antonio solo ofrecía para elegir dos primeros platos y dos segundos, pero en este momento el cliente elige entre doce opciones.

Iván, camarero, prepara la mesa en el Rincón Taurino. / Foto: JPS

La comida es casera en su local, hay guisos distintos todos los días, porque “es lo que la gente más demanda”, explica Antonio. Y también hay un número de platos que se mantiene cada día y otro que va cambiando. Entre los que siempre están se encuentran el salmorejo, los huevos fritos con patatas y pimiento o chorizo,la sopa de picadillo o la ensalada mixta. Las carnes son de pollo, cerdo o ternera y van cambiando.

Enfrente, en el Rincón Taurino, su propietario, Jesús Ridruejo, que heredó el local de su padre, explica también que los platos que más demandan los clientes son los guisos y por eso son fijos aunque distintos todos los días de la semana, pero como en La Venta incluyen a diario igualmente pescado y carne y platos fríos. Los postres incluyen natillas, flan, yogur o fruta del tiempo y de beber en ambos lugares se puede pedir cerveza, refrescos, tinto con casera o limón o agua.

Los clientes son variados pero hay una mayoría de jubilados y personas mayores que viven solas en el barrio y prefieren no hacerse la comida ya que es tan barato comer en estos bares, explica Jesús Ridruejo, que cuenta que los 5 euros le dan a algunos para almorzar y cenar pues van a mediodía a su bar y comen un primer plato caliente y se llevan a casa para la cena el pescado.

Jesús Ridruejo aliña una ensalada en la mesa de algunos de los postres. / Foto: JPS

Pero va gente de muchos barrios y no solo jubilados, también familias. En La Venta cuenta Antonio Peláez que van trabajadores y estudiantes y que le hacen reservas de equipos de fútbol juveniles que vienen a jugar a Córdoba como los de hace varias semanas de Algeciras y cuando llegan los Patios en mayo igualmente le reservan autocares completos.

Uno de los asiduos a Rincón Taurino es Manolo Sánchez, vendedor de la ONCE que desde hace más de 20 años es cliente porque según relata “hay buen precio y la comida está muy buena”. Él suele pedir de cuchara y de segundo un pescado, aunque hay “un buen surtido de platos”, dice. Además, añade que “¿por 5 euros qué más vas a pedir?”, por eso él cuando alguien le pregunta dónde comer barato no duda en recomendarle uno de estos dos bares vecinos de Felipe II, que cada día dan de almorzar a más de 300 personas en conjunto, según los datos que aportan sus respectivos dueños a La Voz de Córdoba.

En el caso de La Venta el horario de menú comienza a las 13:00 y se mantiene hasta las 23:00, mientras que en el Rincón Taurino empiezan algo antes, a las doce del mediodía, y cierran sobre las cinco y media de la tarde. En ambos casos no tienen problemas en contar los secretos de que haya alimentos de “calidad” a tan poco precio. En este sentido, los dos dueños coinciden en que solo es posible vendiendo mucho, si dieran 50 comidas solo no sería posible tener beneficio.

A lo anterior se une la maña para comprar en tiendas y almacenes. Jesús explica que “hay que moverse mucho” y que a veces hay cosas que se salen del presupuesto pero se equilibran con otras que cuestan menos. Y Antonio hace hincapié en que además de calidad, los productos son comprados en su caso a empresas cordobesas. Y todo ello los lleva al éxito a ambos mesones en los que comer bueno y barato es posible para los bolsillos que así lo precisen.

Una cocinera de Rincón Taurino muestra platos de salmorejo del menú del día. / Foto: JPS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here