Fátima homenajea a su farmacéutico don Pedro Moreno Arroyo


El acto tuvo lugar en la tarde del lunes en el Centro Cívico del barrio y al mismo fueron muchos vecinos para reconocer la labor y humanidad de don Pedro en su botica de Virgen de Fátima desde 1973

Pedro Moreno Arroyo
Don Pedro Moreno Arroyo, junto a su hija Paula durante el homenaje de Fátima. / Foto: Sergio Cabello
Pedro Moreno Arroyo
Don Pedro Moreno Arroyo junto a su hija Paula durante el homenaje de Fátima. / Foto: Sergio Cabello

El barrio de Fátima homenajeó este lunes por la tarde al farmacéutico Pedro Moreno Arroyo, conocido como don Pedro por todos los vecinos. Dicho reconocimiento llegó de la mano de la asociación Amanecer de Fátima dentro de su Semana Cultural y en el acto también fue distinguido el director del Centro de Salud Levante Norte, Manuel Toledano Estepa.

Don Pedro llegó al barrio en 1973, hace 46 años, y abrió su farmacia en la avenida Virgen de Fátima, 62 aunque ahora el establecimiento se encuentra en la misma calle pero en otro número más elevado. En Virgen de Fátima, don Pedro, durante décadas, ha sido un referente de los vecinos que han acudido a él para hacerle todo tipo de consultas sobre salud y medicación incluso después de haber pasado por el médico, como indicó el presidente de la asociación del barrio, Francisco Bellido, durante el reconocimiento (Ver Vídeo adjunto).

“Todos sabemos, los que vivimos en este barrio y muchas personas más de la ciudad de Córdoba, quién es don Pedro. Es una institución para los vecinos y un referente”, dijo Bellido después de entregar la placa conmemorativa del homenaje al farmacéutico.

“Persona amable, atenta escuchando a todo el mundo y resolviendo dudas y preocupaciones sobre cómo se tenían que tomar sus medicamentos”, prosiguió el presidente de las asociación Amanecer de Fátima, que recordó cómo los clientes de la farmacia le preguntaban asiduamente: “Don Pedro, ¿Esto es bueno que yo me lo tome?”.

Pero de todo lo que podía decir sobre él, Bellido quiso destacar “su capacidad de escuchar que es muy difícil hoy en día y su humanidad con las personas que llegan a su farmacia para pedirle consejo”. Tras estas palabras, don Pedro, que ha cumplido este verano 70 años, recibió un largo aplauso por parte de los presentes, que reconocieron su profesionalidad y su calidad humana.

Don Pedro Moreno Arroyo recibe el aplauso de los presentes en el homenaje. / Foto: AV Amanecer de Fátima

Su esposa, Paula Casado, recordó para La Voz cómo le contaba su marido que en la primera noche de guardia que hizo en 1973 en su farmacia unas personas hicieron un perol enfrente porque entonces el barrio era en gran parte campo y no existían muchos de los edificios que hoy hay al final de la avenida Virgen de Fátima.

Al principio comenzó solo en la farmacia, pero poco a poco fue contratando a empleados “como Andrés y Antonio”, recordó Paula Casado, que siguen a día de hoy formando parte de la plantilla en la que ya hay una decena de personas.

La esposa de don Pedro señaló cómo su marido “ha atendido consultas de todas clases, siempre estaba ilustrándose, se informaba para dar respuesta a las preguntas de los clientes”, dijo. Además, no son pocos en el vecindario los que reconocen que don Pedro les ha ayudado a criar a sus hijos pues ha sido siempre referente entre los clientes para resolverle las dudas que tenían.

Por último, Paula Casado se mostró muy agradecida en nombre de su marido, que recibió el homenaje “contento”, y en nombre de toda la familia, que acudió al Centro Cívico, por este reconocimiento del barrio en el que don Pedro Moreno ha desarrollado toda una vida como farmacéutico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here