Los dentistas aprenden reanimación cardiopulmonar para la seguridad de sus pacientes


El objetivo es que aprendan las técnicas de reanimación y la desfibrilación en caso necesario ante eventos cardíacos críticos

Curso del 061 en el Colegio de Dentistas.
Curso del 061 en el Colegio de Dentistas. /Foto: LVC

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y el Colegio Oficial de Dentistas de Córdoba han firmado un acuerdo de colaboración en materia de reanimación cardiopulmonar, soporte vital básico y desfibrilación externa automatizada, según ha informado la entidad pública en un comunicado.

Curso del 061 en el Colegio de Dentistas.
Curso del 061 en el Colegio de Dentistas. /Foto: LVC

El director gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, José Luis Pastrana, y el presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Córdoba, Rafael Damián, han firmado un acuerdo para la capacitación de los dentistas colegiados cordobeses, en el que se comprometen a unir esfuerzos para actuar ante situaciones críticas de riesgo para la vida de las personas, mejorar la seguridad de los pacientes en la asistencia dental en caso de eventos cardiacos e incorporar a los profesionales de la odontología a la cadena de supervivencia.

El acuerdo alcanzado entre ambas instituciones pretende que los colegiados dispongan de una formación de calidad, certificada y homogénea, que les permita aplicar las técnicas de reanimación y la desfibrilación en caso necesario ante eventos cardíacos críticos mientras llegan los equipos de emergencias sanitarias. Los dentistas recibirán formación también en el manejo de instrumental de la vía aérea y farmacológico.

El programa de entrenamiento se extenderá a lo largo de todo el año, con el objetivo principal de formar en una primera fase a 32 de los dentistas inscritos en el Colegio Oficial de dentistas cordobeses, facilitando a todos ellos el acceso a los conocimientos y habilidades necesarias para iniciar técnicas de Soporte Vital Básico y Desfibrilación con una segunda sesión en el último cuatrimestre de este año.

Estos profesionales serán entrenados en grupos reducidos por instructores expertos del 061, que les capacitarán para la identificación de una parada cardiaca, la activación de la cadena de supervivencia y la aplicación de las técnicas básicas de reanimación y uso del desfibrilador semiautomático tanto en adultos como en niños sobre maniquíes.

Los asistentes recibirán también formación para actuar ante atragantamientos y para la desobstrucción de la vía aérea, en cursos eminentemente prácticos de 6 horas de duración.

LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Las enfermedades cardiovasculares constituyen el principal problema de salud de nuestra comunidad, siendo la primera causa de mortalidad en Andalucía, al igual que en el resto de España y en general, en los países occidentales.

Dentro de ellas, la parada cardiorrespiratoria (PCR) es el principal exponente de las situaciones de emergencia que habitualmente se producen fuera de los hospitales, siendo la cardiopatía isquémica aguda la responsable de más del 80% de las conocidas como muertes súbitas.

Su forma de inicio suele ser una arritmia maligna cuya forma más eficaz de revertir es con un choque eléctrico (desfibrilación). La experiencia científica demuestra que la aplicación de maniobras de soporte vital y el uso del desfibrilador semiautomático si se dispone de él en los primeros minutos del evento mientras se espera a los servicios de emergencias, ayuda a salvar la vida del paciente minimizando las secuelas.

Estos nuevos dispositivos, fiables y de fácil manejo, ha supuesto una revolución en el tratamiento de esta patología, poniendo al alcance de personas no vinculadas al mundo sanitario y que reciben una formación adecuada la posibilidad de tratarla eficazmente.

Actualmente, en Andalucía existen más de 2.500 desfibriladores automáticos registrados en la Consejería de Salud y Familias y en los últimos tres años la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha dado formación a 2.520 personas que han superado los cursos para el uso de los desfibriladores semiautomáticos.

Para que esto sea posible la primera persona que acuda al lugar donde se encuentra el paciente o la paciente debe alertar a los servicios de emergencia extrahospitalarios, a través del 061 e iniciar de manera inmediata maniobras de reanimación utilizando el desfibrilador.

De esta manera se inicia una cadena de supervivencia que finalizará con el ingreso del paciente en el centro sanitario de referencia. En esta cadena de supervivencia es fundamental alertar a los Equipos de Emergencias Sanitarias 061 en cuanto ocurre el evento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here