El 40% de los voluntarios de Cruz Roja tiene menos de 30 años


El perfil mayoritario es una mujer, estudiante, que cursa estudios superiores, participa en más de un proyecto y tiene una permanencia superior a tres años

Voluntarios de Cruz Roja en la Escuela de Verano.
Voluntarios de Cruz Roja en la Escuela de Verano. /Foto: LVC

Las cifras de adhesiones que maneja Cruz Roja en Córdoba arrojan que 1.652 de los 4.173 voluntarios -un 40 por ciento- tienen 30 años o menos, de manera que resaltan que la juventud cordobesa es “comprometida y solidaria”. En una nota, Cruz Roja ha aprovechado la conmemoración del Día Internacional de la Juventud para destacar esa actitud altruista, que solo en lo que va de año ha llevado a otras 216 personas nacidas a partir de 1989 a incorporarse como voluntarias de la entidad en la capital o en alguna de las otras once asambleas que tiene repartidas por la provincia. Esta cifra representa la mitad del total de personas que se han sumado a los voluntarios en la entidad desde comienzos de 2019.

Voluntarios de Cruz Roja en la Escuela de Verano.
Voluntarios de Cruz Roja en la Escuela de Verano. /Foto: LVC

El perfil mayoritario del voluntario joven es una mujer, estudiante, que cursa estudios superiores o de grado, participa en más de un proyecto y tiene una permanencia en la organización superior a tres años. Del total de jóvenes que ofrecen parte de su tiempo a Cruz Roja en Córdoba, un 65 por ciento son mujeres y un 35 por ciento son hombres, con una edad media de entre 21 y 30 años.

Las motivaciones para ser voluntarios por parte de la población juvenil son diversas, pero mayoritariamente manifiestan querer hacer algo para mejorar su entorno y prefieren participar en actividades con los colectivos de infancia y juventud.

Precisamente por ello, buena parte -un 20 por ciento- de los 1.652 menores de 30 años que participan en la institución humanitaria lo hacen dentro de Cruz Roja Juventud (CRJ), sección juvenil de Cruz Roja con más de 40 años de trayectoria.

EJEMPLOS

Es el caso, por ejemplo, de Francisco José Rodríguez, quien decidió hacerse voluntario en el mes de febrero, aprovechando que tenía algo más de tiempo libre. “Quería emplear mi tiempo para hacer algo por los demás”, explica este chico de 18 años que el próximo curso iniciará un ciclo formativo de Ilustración. Estos días, los alrededor de 80 niños que acuden cada mañana a la Escuela de Verano de Cruz Roja Juventud disfrutan de su compañía.

Como también lo hacen de la de Fátima Gutiérrez, una cordobesa de 21 años estudiante del doble grado de Psicología y Criminología que ya lleva tres años como voluntaria. “Lo haré todo el tiempo que pueda, porque son muchas las cosas que te aporta: energía, felicidad, conocer gente, compañerismo…”, relata.

Una opinión que comparte Iván Madueño, quien pese a no haber cumplido aun la veintena acumula ya un lustro de colaboración altruista. “Me encanta ayudar y cuando vi la ocasión, no la desaproveché. El voluntariado es una experiencia única; si no la pruebas, te pierdes muchas cosas”, afirma convencido este joven cordobés, que el próximo curso iniciará un ciclo de Educación Infantil.

Por norma general, las actividades más interesantes para el voluntariado joven son las campañas de prevención del consumo de drogas o del acoso escolar, el refuerzo educativo o la intervención con la infancia en situación de riesgo, ya sea infancia hospitalizada o niños que participan en actividades estivales, como la Escuela de Verano.

Al hilo de ello, la responsable provincial de Voluntariado de Cruz Roja, Ana Belén Losada, explica lo que implica dar ese paso para los jóvenes: “Muchas personas jóvenes vienen a tener una experiencia solidaria, a probar el voluntariado. Cuando sientes que puedes ayudar a mejorar la vida de las personas que pasan un mal momento, es cuando decides quedarte. Al final siempre decimos que el voluntariado te da mucho más de lo que aportas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here