Crece un 8,3 por ciento el número de personas atendidas en el comedor de los Trinitarios


En 2018 se beneficiaron 1.643 personas a las que en el futuro quiere atender en nuevas instalaciones en Lepanto la Fundación Prolibertas, que ha visto reducidas sus ayudas públicas en 80.000 euros

prolibertas
Presentación de la memoria de 2018 de la Fundación Prolibertas en Córdoba. / Foto: JPS
prolibertas
Presentación de la memoria de 2018 de la Fundación Prolibertas en Córdoba. / Foto: JPS

El comedor social San Juan Bautista de la Concepción de la Fundación Prolibertas en Córdoba atendió en 2018 a 1.643 personas, un número superior al de años anteriores pues en 2017 fueron 1.517, lo que hace que el aumento haya sido del 8,3 por ciento. Del total de 2018, 867 eran personas sin hogar y 776 personas miembros de las 198 familias en riesgo de exclusión social a las que esta fundación prestó ayuda. Así, el año pasado se contabilizaron 17.653 servicios de alimentación, 18.596 lotes de alimentos para cenas, 4.138 servicios de duchas, 3.088 servicios de ropero y 40 canastillas que se entregaron para neonatos.

De las personas atendidas, el 52 por ciento eran españoles, con lo que continúa la tendencia de los últimos cinco años en los que los atendidos nacionales superaron a los extranjeros, de los que un 79 por ciento tenía documentación, y procedían mayoritariamente de Marruecos y Rumanía. El rango mayor de edad de los españoles que acudieron al comedor se sitúa entre los 46 y los 60 años, mientras que los extranjeros tenían entre 31 y 45 años mayoritariamente. Por otra parte, un 78 por ciento de los beneficiarios de los servicios del comedor fueron hombres y solo un 22 por ciento mujeres; el 63 por ciento eran personas que vivían en Córdoba y el resto estaba de paso.

La mayor parte de las personas a quienes atendieron el año pasado fueron por primera vez al comedor de Trinitarios y hubo un número de personas muy elevado que utilizaron sus servicios a diario, según explicó el coordinador de este comedor, David Lino, durante la presentación de la memoria de 2018. Lino destacó que ha aumentado el número de personas con enfermedad mental que acuden al comedor y que muchos no reciben tratamiento.

La Fundación Prolibertas cuenta también desde marzo del año pasado con la Casa Libertad, en el antiguo cuartel de Lepanto, donde se da cobertura en horario diurno a personas sin hogar que allí pueden desayunar, merendar, descansar y refugiarse del frío o el calor, así como utilizar ordenadores que fueron donados por la hermandad del Cristo de Gracia.

Según explicó el delegado de Prolibertas en Córdoba, Eduardo García, la Casa Libertad ha tenido 606 usuarios, de los que un 15 por ciento eran mujeres y un 85 por ciento hombres. Del total, un 70 por ciento eran españoles y un 30 por ciento de otros países. Aquí se han superado las expectativas pues se han beneficiado del servicio de lavandería 450 personas frente a las 50 previstas; 198 personas han utilizado la consigna frente a las 29 previstas y 225 han participado en actividades grupales de formación y promoción frente a las 47 que se previeron.

La intención de Prolibertas es llevar junto a las instalaciones de la Casa Libertad también el comedor social para prestar un servicio digno y dar cobertura en las mejores condiciones posibles a todas las personas que lo utilizan. Y es que este mismo lunes se han atendido a 82 personas en el comedor que tiene 52 plazas, por lo que han tenido que ponerse mesas en el pasillo, cosa que ha ocurrido en otras ocasiones. Así, Prolibertas está a la espera de reunirse con el nuevo gobierno municipal para pedirle que se les ceda más espacio en la Casa Libertad para ubicar allí el comedor.

Y aunque las necesidades aumentan y el número de personas atendidas no disminuye, lo que sí lo hacen son las ayudas que recibe la fundación, cuyo director general, Antonio Jiménez, lamentó el recorte en las ayudas de la Administración, en concreto de la percepción de la asignación tributaria del IRPF que depende de la Junta de Andalucía, por el que Prolibertas ha dejado de percibir en Córdoba unos 80.000 euros (215.000 en toda la comunidad autónoma), aunque ha conseguido que no se vea reflejado en la atención que presta a los más necesitados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here