Satse afirma que el Reina Sofía ha eliminado 265 camas desde 1996


Critica que el Plan de Modernización Integral (PMI) de Reina Sofía, que lleva pendiente desde hace más de 20 años, no prevea su recuperación

Hospital Reina Sofía Satse
Hospital Reina Sofía. /Foto: LVC

El Sindicato  de  Enfermería Satse-Córdoba, ha denunciado la eliminación de 265 camas en el Hospital Reina Sofía desde el año 1996, ya que en dicho año contaba con 1.567 camas, pasando a 1.442 en el año 2001, 1.398 camas en el año 2006 y 1.302 en el año 2009, “lo cual arroja la pérdida de 262 camas, lo que representa el 17% del total de camas con las que contaba el Centro Hospitalario para prestar atención sanitaria a los ciudadanos, hace unos años”.

Esta pérdida de camas se centra en 30 camas pertenecientes al hospital Materno Infantil, concretamente 18 en Preescolares-A que se destinaron a despachos administrativos y 12 camas de Preescolares-B pasan a ser un departamento de formación.

Por otro lado en el Hospital Provincial se disponen de 119 camas menos, “que se han ido perdiendo a lo largo de estos años, afectando a prácticamente la totalidad de las plantas, y donde muchas de ellas se han trasformado en espacios administrativos”. Así mismo en el Hospital Los Morales se han perdido 116 camas destinadas a pacientes de Medicina Interna pluripatológicos para estancia media dada la complejidad de sus patologías, en muchas ocasiones de índole crónico, y que requieren gran cantidad de cuidados.

Esta pérdida de camas, provoca entre otras cuestiones, “que cada vez con más frecuencia se formen tapones asistenciales en el Servicio de Urgencias del Reina Sofía al tener que esperar decenas de pacientes 24 y 48 horas en una camilla o un carrito para poder ingresar en una cama”. En este sentido Satse recuerda que “esta situación de bloqueo asistencial ya no se produce en un momento puntual, si bien desde la dirección lo justifica como hechos puntuales, pero lo cierto es que cuando no son las alergias es la ola de frio, o la ola de calor, o la gripe, o cualquier situación que obligue a disponer de recursos camas con agilidad y sin demora, lo cual afecta indirectamente a la actividad asistencial programada, la cual ha de sufrir demora para dar cabida de ingreso a las personas que aguardan en Urgencias esperando una cama”.

Además, Satse recrimina  “la insolvencia gestora de la Dirección,  por su incapacidad para frenar esta sangría de eliminación de camas en Reina Sofía, y que nos sitúa a la cola de Andalucía a la hora de disponer de recursos cama para prestar atención sanitaria y cuidados al ciudadano”. En este sentido, recuerda Satse, que la provincia sólo dispone de una tasa de 2,1 camas por cada mil habitantes, mientras la media de Andalucía es de 2,95 camas por mil habitantes, la media en España es de 4,2 camas por mil habitantes, y la OMS recomienda 10 camas por mil habitantes. Dicha situación, afirma Satse, “provoca que la provincia de Córdoba ocupe el quinto lugar por la cola, a nivel nacional, en dotación de camas por habitante, provocado por la espectacular eliminación de camas en Reina Sofía”.

Por otro lado, Satse critica que el Plan de Modernización Integral (PMI) de Reina Sofía, que lleva pendiente desde hace más de 20 años, “no prevea la recuperación de estas 265 camas, que nunca debieron eliminarse, sino que por el contrario sospecha que dicha sangría de pérdida de camas continuará en los próximos años, con la excusa de las obras que prevee el PMI, tal como ya ocurrió con el entonces llamado Plan Director y ahora llamado PMI”.

Ante esta situación, el Sindicato de Enfermería muestra “su enorme preocupación por este déficit y eliminación de camas hospitalarias en Reina Sofía, lo cual debería cobrar especial relevancia  para que desde la Dirección Gerencia se reivindique su recuperación, para beneficio de la atención sanitaria y cuidados a miles de cordobeses”.

Finaliza Satse aseverando que “es lamentable y preocupante que la Dirección Gerencia del Reina Sofía carezca del peso necesario en la Consejería de Salud y en los Servicios Centrales del SAS para evitar que nos arrebaten lo que es nuestro, y permitan que los cordobeses dispongan de menos recursos camas que el resto de Andalucía, en una clara situación de discriminación hacía los ciudadanos,  exigiendo Satse al mismo tiempo que el PMI prevea la recuperación de al menos el 75% de las camas que se han eliminado en los últimos años, por considerarlo una necesidad asistencial, social  y de garantía sanitaria”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here