Los niños pisan la UCO con motivo del Campus Tecnológico Intergeneracional


Esta iniciativa impulsa el proceso de aprendizaje en los niños participantes con edades comprendidas entre los 3 a los 16 años

Niños participantes en el Campus Tecnológico Intergeneracional de la UCO.
Niños participantes en el Campus Tecnológico Intergeneracional de la UCO. /Foto: LVC

56 niños han participado en el Campus Tecnológico Intergeneracional UCO 2019, organizado por la Universidad de Córdoba para fomentar la creatividad, innovación y conocimiento en nuevas tecnologías de los más pequeños.

Niños participantes en el Campus Tecnológico Intergeneracional de la UCO.
Niños participantes en el Campus Tecnológico Intergeneracional de la UCO. /Foto: LVC

Esta iniciativa es fruto de la colaboración de la Universidad de Córdoba con la cooperativa Macrosad para el desarrollo de un programa formativo creado por la universidad cordobesa en 2016 para atender la conciliación de la vida personal, familiar, laboral y académica y acercar el ámbito universitario al público infantil. Del 1 al 12 de julio, esta iniciativa ha podido impulsar el proceso de aprendizaje en los niños participantes con edades comprendidas entre los 3 a los 16 años, mientras que ha permitido a sus padres y madres conciliar sus labores profesionales con la vida familiar durante este periodo veraniego.

A través de este Campus estival se una serie de actividades y talleres catalogados en tres áreas temáticas diferenciadas.

En la modalidad Superminichef, los participantes se han puesto en la piel de los grandes profesionales de la cocina y han podido descubrir nuevos ingredientes y experimentar con diversas técnicas para elaborar deliciosas propuestas gastronómicas.

Las artes plásticas y visuales también han estado presentes en el Campamento. Los niños de esta modalidad han dado rienda suelta a su creatividad e imaginación a la hora de crear coloridas obras en lienzos, tejas y otros originales soportes.

Por su parte, los alumnos con mayor experiencia en el ámbito tecnológico han disfrutado y aprendido en su primera incursión en este campo a través del método Scratch, un lenguaje informático desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) para enseñar a programar desde edades tempranas de una forma sencilla, cercana y amigable.

Gracias a este programa educativo, los participantes han desarrollado su curiosidad y capacidad de superación ante nuevos retos mediante la participación, la ayuda mutua con otras personas de distintas edades, el aprendizaje cooperativo y las relaciones sociales creando espacios para el diálogo y el debate en un clima de respeto mutuo y solidaridad entre diferentes generaciones, señas de identidad de la cooperativa andaluza.

Tras el éxito de esta primera edición, Macrosad y la Universidad de Córdoba comenzarán a perfilar las bases de los próximos Campus, con el objetivo de que este programa educativo se convierta en cita obligada para aquellas personas que quieran que sus hijos aprendan, se diviertan y potencien sus habilidades sociales bajo el paraguas de una educación de calidad y estrechamente vinculada a las nuevas tecnologías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here