Satse rechaza la “discriminación salarial” de enfermeros y fisioterapeutas


El sindicato afirma que llevan "casi 10 años sufriendo recortes inaceptables que perjudican seriamente su bienestar y estabilidad personal y familiar"

Manuel Cascos, presidente del SIndicato Satse. /Foto: LVC
Manuel Cascos, presidente del SIndicato Satse. /Foto: LVC

 El Sindicato de Enfermería Satse-Córdoba ha anunciado que “si la Consejería de Salud consuma a la vuelta del verano el incremento salarial de 800 euros al mes a todos los médicos que trabajen en el SAS y que además también trabajan en la sanidad privada, Satse no aceptará pasivamente este agravio sin precedentes al conjunto de profesionales y trabajadores del Servicio Andaluz de Salud, que llevan casi 10 años sufriendo recortes inaceptables que perjudican seriamente su bienestar y estabilidad personal y familiar”.

“Es impresentable -afirma Satse- que la Consejería de Salud premie con un incremento salarial de 800 euros al mes a quienes tienen la suerte de tener dos trabajos, uno en la sanidad pública y otro en la sanidad privada, mientras a decenas de miles de profesionales (enfermeros, fisioterapeutas, matronas, auxiliares de enfermería, celadores, administrativos, pinches o personal de mantenimiento) se les niega recuperar por un lado lo que se les arrebató con la excusa de la crisis y que sufren desde hace 10 años, y por otro crecer de manera proporcional y retributivamente de la misma manera que se les ofrece al colectivo médico”.

También añade este Sindicato de Enfermería que “es inaceptable que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía considere discriminatorio el hecho de que el médico que se dedica sólo a la sanidad pública cobre 800 euros más al mes que aquel que trabaja además de en la sanidad pública también en la sanidad privada, y que ello se califique además como una penalización para el médico que tiene dos trabajos (sanidad pública y sanidad privada)”.

Continúa Satse afirmando que “tampoco se sostiene que alguna organización médica afirme que hay que permitir el flujo de médicos entre la sanidad pública y la privada porque hacen falta médicos en muchas especialidades y que el incremento salarial de 800 euros al mes ayudará a que los que sólo trabajan en la sanidad privada, quieran hacerlo también en la pública”. Para el Sindicato de Enfermería esto es “un autentico despropósito, pues además de cuestiones éticas, se daría la circunstancia de que el médico que tienen listas de espera en la sanidad pública, será el que quizás luego también las resuelva en la sanidad privada, con importantes retribuciones salariales en ambas situaciones”.

Satse afirma que “desde organizaciones médicas estatales con autoridad reconocida han afirmado reiteradamente y de manera pública que no hacen falta médicos, como así lo demuestran los datos ofrecidos por la OCDE y otros organismos, por lo tanto la excusa de subir 800 euros a los médicos que tienen dos puestos de trabajo a la vez con el argumento de que hacen falta médicos, además de no ser verdad, y no tener credibilidad alguna, es una entelequia corporativa de incuestionable mediocridad”.

Por todo ello, desde Satse se afirma que “si desde la Consejería de Salud se quiere subir caprichosamente 800 euros al mes a los médicos que trabajan en dos sitios a la vez (sanidad pública y sanidad privada), dicha subida ha de afectar irremediablemente también por razones reales y sobradas de todo tipo a las enfermeras y fisioterapeutas en al menos el 80% de la subida de los médicos, es decir, 640 euros al mes, y así también en el 80% de manera correlativa y proporcionada al conjunto de categorías profesionales de la sanidad pública (auxiliares de enfermería, celadores, administrativos, pinches o personal de mantenimiento).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here