Satse exige al SAS que garantice la cobertura de personal


Prevé para el verano "una disminución de horarios de atención, cierre de camas, paralización de actividad quirúrgica o el incremento del tiempo de respuesta asistencial"

Campaña informativa de Satse.
Campaña informativa de Satse. /Foto: LVC

 El Sindicato de Enfermería (Satse) ha exigido al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que garantice la cobertura de las bajas, permisos y vacaciones reglamentarias del personal sanitario ante las limitaciones que impone el anteproyecto de ley de presupuestos de Andalucía de 2019 para la contratación de eventuales. Satse reclama al SAS que aclare esta circunstancia en Mesa Sectorial y las medidas que adoptará para hacerla compatible con el mantenimiento de la actividad en condiciones de calidad y seguridad para los ciudadanos. 

En este sentido, Satse explica que ha realizado esta petición ante la inquietud generada entre los profesionales tras conocerse que el anteproyecto de Ley de Presupuestos de 2019 para Andalucía, actualmente en tramitación, establece en su artículo 13 que durante este año “no se procederá, en el sector público andaluz, a la contratación de personal laboral temporal, ni al nombramiento de personal estatutario temporal o de funcionario interino, salvo en casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables.”

Por eso, el Sindicato de Enfermería, mayoritario en el sector sanitario público andaluz, ha remitido un escrito a la Dirección General de Personal del SAS para que informe en la Mesa Sectorial de Sanidad sobre la afectación que las limitaciones para la contratación de personal temporal que impone el próximo presupuesto tendrán en la Sanidad y, por ser ya inminente, en el plan de vacaciones.

De igual forma, Satse cuestiona si la cobertura del plan de verano en el SAS se enmarca en los “casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables” o, por el contrario, la Administración sanitaria pretende afrontar el periodo estival, y el resto del año, con una plantilla ya de por sí deficitaria en el caso de Enfermería a la que además ni siquiera se le van a cubrir las bajas o permisos reglamentarios.

Para el Sindicato de Enfermería, “afrontar todo un verano y lo que resta del año sin la correcta cobertura de las sustituciones del personal se traducirá necesariamente en una disminución de horarios de atención, cierre de camas, paralización de actividad quirúrgica o el incremento del tiempo de respuesta asistencial”.

 De igual forma, el Sindicato de Enfermería exige a Salud que aclare si las medidas impuestas en los presupuestos al respecto del personal eventual afectan al plan de estabilización del personal sanitario a los que se anunció que se ofrecerían contratos con una duración mínima de seis meses, llegando a un año cuando el SAS concluyera un presunto estudio de su plantilla actual que tiene en marcha.

“Es incompresible, concluye Satse que se anuncie un incremento de un 7,7 por ciento del presupuesto destinado a Salud, con 770 millones de euros más, mientras se imponen limitaciones a la contratación del personal que garantice el funcionamiento del sistema en condiciones de calidad y seguridad, hecho que hace preguntarse al sindicato cual será el destino final de ese crecimiento presupuestario”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here