Satse informa a Botella del déficit de enfermeras en el Reina Sofía


Consideran que la situación vivida es "consecuencia de una nefasta planificación y gestión de la Dirección de Enfermería" en los últimos años

Reunión entre Satse y María Jesús Botella.
Reunión entre Satse y María Jesús Botella. /Foto: LVC

El Sindicato  de  Enfermería (Satse) se ha reunido con María Jesús Botella, nueva delegada territorial de la Junta de Andalucía de Salud y Familias, con el objetivo de hacerle llegar “el deterioro progresivo que han sufrido las enfermeras en los últimos años como consecuencia de una nefasta planificación y gestión de la Dirección de Enfermería” en el Hospital Reina Sofía.

Reunión entre Satse y María Jesús Botella.
Reunión entre Satse y María Jesús Botella. /Foto: LVC

La principal demanda ante la falta de personal que Satse trasmitió a la delegada de Salud fue “la necesidad imperiosa de volver a contar con un equipo de enfermeras para hacer frente de forma inmediata a las necesidades urgentes de cobertura que a diario surgen en un hospital, con una plantilla de más de 1.200 enfermeras”.  Consideran que “no contar con este equipo supone que cada vez que un profesional sufre una incidencia imprevista que le impide asistir a su puesto de trabajo (enfermedad, fallecimiento de un familiar, accidente, etc…), la dirección cubre a este trabajador retrayendo personal de otra Unidad a pesar de dejar bajo mínimos a esta última, o bien sobrecargando en jornadas laborales a profesionales de la propia Unidad”. Esta forma de proceder, según Satse, “conlleva que multitud de profesionales se encuentren con un volumen de horas trabajadas de más, que puede rondar las 300 horas por encima de la jornada laboral que marca la normativa”. 

Por otro lado, sostiene Satse, esta situación “está poniendo en seria dificultad la conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores afectados, además de generar agotamiento físico y mental en los profesionales”. Por otro lado, también se ven afectados los pacientes ingresados ya que “con una plantilla insuficiente no se puede garantizar en óptimas condiciones de calidad y seguridad  la continuidad de cuidados  poniéndose en riesgo la seguridad del paciente (favoreciendo infecciones nosocomiales, aumentando el riesgo de desarrollar complicaciones en su patología…) y resulta imposible prestar una asistencia sanitaria humanizada”.

Finaliza Satse agradeciendo la buena acogida y el interés demostrado por la  delegada de Salud, confiando que esta nueva etapa que ahora se inicia tras su reciente nombramiento, “resuelva los déficits que la sanidad pública cordobesa viene padeciendo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here