Un matrimonio denuncia “desprotección” de las autoridades españolas y suecas por maltrato


Un cordobés relata el "calvario" que padece junto a su mujer debido al "abuso físico y psicológico, con insultos y vejaciones"

Concentración contra la violencia a las mujeres. suecia
Concentración contra la violencia a las mujeres. /Foto: JC

Un cordobés residente en Suecia ha denunciado a La Voz de Córdoba la situación que padece tanto él como su esposa, de origen también andaluz, por parte de su anterior marido, que se traduce en insultos y amenazas. Esta pareja de andaluces se sienten “discriminadas y desprotegidas” por las autoridades y por la sociedad suecas, así como también por la representación diplomática de España en aquel país nórdico, a la que señalan por su inacción en la defensa de unos compatriotas.

Concentración contra la violencia a las mujeres. suecia
Concentración contra la violencia a las mujeres. /Foto: JC

Cuando JMS conoce a MJM ella le cuenta el calvario padecido con su exmarido. “Me dijo que la había grabado mientas mantenían relaciones sexuales, tanto en España como en Suecia, y ella lo denunció en ambos países”, ya que los vídeos estaban colgados en internet. A finales de 2017 se denuncian “las grabaciones sin consentimiento, así como abuso físico y psicológico, insultos y vejaciones”. A partir de ahí comprueban que “el sueco no tiene problemas por ser sueco, nosotros sí”. “Cuando mi mujer denunció por primera vez los abusos sexuales, la Policía sueca informó a los Servicios Sociales y éstos al padre y ahí empieza nuestro calvario”, señala. 

A los tres días reclama la custodia de los tres hijos, de 17, 12 y siete años. La situación se agrava y “ha venido a casa y ha destrozado el coche, nos ha amenazado de muerte y la Policía no nos deja denunciar porque dicen que hay un juicio pendiente, aunque la razón es porque somos españoles”, afirma JMS.

La situación social que se vive actualmente en Suecia está dominada por “un partido de extrema derecha, más que el de Francia, y que lo impregna todo”. Este hecho, según el cordobés, provoca “una violación de derechos, porque lo que decimos no aparece después en los informes”. Además, señala que “durante más de 50 minutos estuvo la Policía insultándonos en la puerta de nuestra casa”. Por si fuera poco, “los Servicios Sociales suecos me han preguntado qué hay de malo en que el padre haya violado a la madre”.

Si así está la situación en Suecia, no les es más favorable en España. JMS ha mantenido varios contactos con el embajador español en Suecia, el último de ellos el viernes pasado, “me dijo que no iba a hacer nada”.  Reclaman en la embajada la aplicación del protocolo existente para casos de violencia de género y “el número dos de la embajada, Darío Otero, nos dice que el protocolo es para países del Tercer Mundo”, por lo que “nos sentimos maltratados por la Administración española”. Además, el consul en Estocolmo, Juan Villar, “tampoco nos ha ayudado”

JMS también ha trasladado su situación a un asesor del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sin resultado positivo, lo mismo que con el subdirector general de Protección y Asistencia Consular del Ministerio de Asuntos Exteriores, Javier Pagalday. “El viernes me puse en contacto con el jefe de Secretaría de la Reina Letizia y me ha dicho que el caso es muy grave”, señala.

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores se ha respondido a este caso con que “el seguimiento de la situación es y seguirá siendo continuo”, según ha informado Europa Press, algo que no convence a JMS, quien se pregunta que “qué significa hacer seguimiento, porque no hemos reunido tres veces y no han hecho nada”.

El cordobés JMS señala que tanto él como su esposa padecen “trastorno por estrés postraumático” y actualmente se encuentra a la espera de que los días 8 y 9 de abril se celebre el juicio por la custodia de los niños. Además, hay dos causas abiertas que está pendientes de fijación de fecha para la vista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here