El clásico botellón para celebrar el carnaval

60

La Cuesta del Bailío y los jardines de Colón fueron algunas de las zonas donde se concentraron los jóvenes

Botellón en el Bailío./Foto: LVC
Botellón en el Bailío en una imagen de archivo./Foto: LVC
Botellón en el Bailío./Foto: LVC
Botellón en el Bailío./Foto: LVC

“El otro día sorprendimos a un chico haciendo sus necesidades debajo del azulejo. Lo reprendimos y su reacción fue marcharse a desgana unos pocos metros más allá, para terminar de orinar”. Así contaba anoche un hermano de una de las cofradías de Capuchinos, la situación que se vive habitualmente en la zona del Bailío. Ello mientras contemplaba a un nutrido grupo de chavales haciendo botellón y con música a todo volumen.

La excusa en esta ocasión era el carnaval, como en otras son las Cruces y la Feria. Y es que cualquier fiesta en la ciudad se ha tornado óptima para beber en la calle. Máxime si vas disfrazado y en grupos. Como los que había en los jardines de Colón, otra de las zonas predilectas en estas fechas, al igual que la plaza dedicada al Poeta Juan Bernier y las inmediaciones del Templo Romano en Capitulares.

Lo cierto es que, con la inminente llegada de la primavera, el botellón vuelve a aflorar y, con mayor o menor grado de incidentes, la problemática sigue estando encima de la mesa. Ello sin que, aparentemente, haya soluciones plausibles y que todo apunte a que, en la precampaña de las municipales, en plena temporada de botellones, estos sean objeto de debate.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here